Caleta Olivia

Secuestran auto retenido por por chapista y moto robada

Un automóvil Fiat Aventure que se hallaba desde hace varios años en un taller chapista  y no era devuelto a su propietaria, además de una moto que fuera robada en Comodoro Rivadavia, fueron secuestrados en sendos allanamiento que realizó personal policial de la División De Investigaciones (DDI) en esta ciudad

  • 15/12/2018 • 19:47
La DDI realizó los operativos.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Agencia Chubut

El primero de ellos, vinculado a una denuncia de defraudación y con expresas directivas del juez de instrucción Gabriel Contreras, se concretó alrededor de las 19.30 del  jueves 13 de diciembre en la calle Azcuénaga al 1.800 donde se encuentra un taller de chapa y pintura.
En esos momentos se hallaban tres hombres trabajando, entre ellos el propietario del taller, a quien se lo notificó de la búsqueda e incautación de un auto Fiat Aventure de color gris, el cual se encontraba precisamente en su poder.
Oficialmente no se dieron a conocer mayores precisiones del caso, pero en base a datos aportados a Tiempo Sur por fuentes confiables, se supo el auto había sido dejado hace aproximadamente tres años en ese taller por una clienta para repararlo luego de que quedara seriamente dañado por un vuelco.
La mujer habría podido pagar inicialmente alrededor del 75 por ciento de la costosa reparación y luego procuró saldar el resto de la deuda en cuotas pero el chapista –a decir de las fuentes- dejó de atender los reclamos de la clienta, por lo cual incurrió en un delito de retención de un bien ajeno.

YAMAHA ROBADA
EN AGENCIA OFICIAL
El restante allanamiento se produjo a las 12.30 del día siguiente y aunque no se precisó el lugar, el mismo tuvo como objetivo incautar una moto Yamaha 250 de color negro que había sido robada desde el interior de una agencia oficial de esa marca, en Comodoro Rivadavia, estando valuada en unos150 mil pesos. 
Las investigaciones del caso se realizaron de manera conjunta con personal policial de la Planta Verificadora de la ciudad chubutense.
Quien la tenía en su poder (cuyo nombre no se dio a conocer) adujo que la había comprado a un tercero de buena fe pero igualmente fue incautada, remitiéndose las actuaciones al Ministerio Público Fiscal de Comodoro Rivadavia.