Río Gallegos

Un nene de 12 años tiene el 90% de su cuerpo quemado por un incendio

Sucedió en la tarde de ayer, en una casa de calle Cepeda al 700, en la cual habría explotado un bidón con combustible y ésto habría originado en siniestro. El nene se encontraba cerca de las llamas por lo que sufrió heridas de gravedad. Está internado en la sala de terapia intensiva pediátrica.

Luego que los bomberos sofocaran el siniestro, se procedió al enfriamiento de la casa y se realizaron las pericias del caso. (Foto: C.G.)
COMPARTÍ ESTA NOTA

Pasados unos minutos de las 17:00 de ayer, el personal de la Seccional Cuarta fue informado por sus pares del Comando Radioeléctrico, que una vivienda de calle Cepeda al 700 se estaba incendiando, por lo que rápidamente se dirigieron al lugar junto a los uniformados de la Unidad Segunda de Bomberos. 

Inmediatamente los bomberos comenzaron a sofocar el incendio que crecía  rápidamente, por el viento reinante y por los elementos que había en el interior de la casa.

Este medio pudo conocer que en la casa residía un matrimonio, junto a sus dos hijos, uno de 12 años y el restante más chico.

Momentos antes que comenzara el fuego, el padre y el hijo más chico habían salido de la casa, quedando en la misma la madre y el chico de 12 años.

Fuentes policiales consultadas por TiempoSur, comentaron que el padre habría dejado en el living comedor dos bidones de combustibles y al parecer, cuando la madre salió de la cocina, escuchó que algo se había caído y cuando regresó vio que un bidón se había caído y el combustible tomó contacto con el fogón con mecha y esto provocó el siniestro.

El pequeño como estaba en el lugar sufrió quemaduras, por lo que la madre lo subió a su auto y lo llevó rápidamente al nosocomio mientras daba aviso al 101 de lo sucedido.

 

Heridas graves

En el nosocomio, el pequeño fue asistido y le realizaron las curaciones del caso, para luego ser sometido a varios estudios para establecer el tipo de lesiones que sufrió.

Fuentes policiales consultadas comentaron que el nene se encuentra internado en la sala de terapia intensiva pediátrica con respirador artificial. Además comentaron que el médico de la guardia les manifestó que el nene tendría el 90% del cuerpo quemado, por lo que se estaba analizando que fuera trasladado a un centro especializado en quemaduras.     

Mientras tanto, en la casa y luego de sofocar el incendio, el personal de bomberos enfrió la casa y realizaron las pericias del caso, las cuales determinaron que el mismo se inició de manera accidental, luego que el padre de familia les contara lo sucedido.


COMENTARIOS