Bs.As.

Se perdieron órganos para trasplantes porque cerraron aeropuerto para mantenimiento

El aeropuerto de San Fernando estuvo cerrado por mantenimiento y no hubo naves disponibles para buscar un corazón, dos pulmones y otros órganos en el interior. "Los órganos terminaron en un tacho de residuos patológicos", denuncian desde la empresa Royal Class, encargada del traslado.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Un corazón, dos pulmones y otros órganos que debían ser trasladados desde distintos puntos del país hacia la ciudad de Buenos Aires en avión para poder ser trasplantados no pudieron llegar porque el aeropuerto de San Fernando estuvo cerrado durante cuatro horas por mantenimiento.

El martes por la noche se debían buscar los órganos en Concordia, Misiones y Neuquén para ser distribuidos por el Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucai) con destino a donación y trasplante, pero no fue posible porque el aeropuerto de San Fernando, en donde operan las principales empresas de aviación ejecutiva utilizadas para estos vuelos, estuvo cerrado por mantenimiento desde la medianoche hasta las 4:00AM, horario central para este tipo de procedimientos.

Por falta de coordinación entre los aeropuertos y la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), dependiente del Ministerio de Transporte, no hubo otra alternativa para que se realizaran los vuelos y no se perdieran los órganos.

La empresa Royal Class, que suele realizar viajes de traslados de órganos, podría haber realizado los vuelos desde Aeroparque, en donde tiene un hangar hace 26 años, pero la ANAC no le permite entrar aviones que no tienen basamento, el “domicilio” de las naves, en dicho aeropuerto. Y las naves que allí tiene registradas estaban en pleno vuelo a esa hora.

Ante este impedimento, Royal Class viene luchando hace tiempo para que el Gobierno le permita inscribir en su certificado de explotador (el permiso para volar) nuevas aeronaves que estén ubicadas en Aeroparque. Pero la ANAC, en vez de tratar la solicitud, hace silencio o responde con argumentos que no tienen relación con el pedido.

La empresa debió recurrir a la Justicia presentando medidas cautelares para que un juez destrabe la situación ya que, si no, tienen frenados sus aviones con el consiguiente lucro cesante.

Miguel Livi, presidente y dueño de Royal Class, explicó a Infobae que, más allá de su pelea con la ANAC para que lo dejen operar en Aeroparque, lo que realmente le molestó fue que no se pudieran trasladar los órganos, algo que puede significar la pérdida de vidas: “No hubo previsión para dejarme volar estando cerrado San Fernando. Los órganos tienen un tiempo de vida limitado y el avión es lo único que permite el rápido traslado”.

Foto: Miguel Livi, presidente y dueño de Royal Class (Apertura)

“Rogamos a las autoridades que revean estas medidas, que no tienen asidero técnico objetivo, porque perjudican a familias que esperan vida. Estamos hablando de vidas que no pueden continuar si no es con aviación ejecutiva en la cadena de valor de todo lo que involucra un traslado de órganos”, agregó.

Sobre la prohibición de afectar más aviones a su flota, Livi sostuvo que no tiene explicación legal y hasta se mostró sorprendido de que este Gobierno tenga esta actitud: “No estamos pidiendo nada raro, ninguna excepción. Parece que la ANAC no tiene ganas de que haya aviones en Aeroparque. Cometen los mismos errores que el Gobierno anterior”.

El Gobierno le asignó a Royal Class, hace un año, diez rutas nuevas para trasladar pasajeros, que aún no pueden utilizar. Es decir, por un lado lo incentivan a volar y por el otro no lo dejan tener las naves para hacerlo.

Por su parte, desde ANAC explicaron que no se solicitó en San Fernando permiso para realizar los vuelos sanitarios desde Aeroparque y dejaron en claro que “cualquier avión que traslade órganos o que sea de índole sanitaria tienen prioridad para aterrizar en cualquier aeropuerto”, ya que “no existe restricción para ninguna operación de este tipo en Aeroparque ni en otros aeródromos”.

Según detallaron, está fijado en una resolución que dispone: “Todas las Operaciones Aéreas Sanitarias (STAS, ES y TAO) dispondrán de prioridad en cuanto a requerimiento de Servicios de Tránsito Aéreo se refiera, respecto de los demás tránsitos que en su trayectoria puedan afectar la operación de la aeronave y/o significarle una posible demora; siempre que se realicen en cumplimiento de su función específica”.

Asimismo, aclararon que la aviación ejecutiva “está permitida en Aeroparque aunque no tenga base de operaciones allí” pero que el avión puede permanecer hasta dos horas. (Infobae)