HCD

Por "mala conducta" Leguizamón afuera del Deliberante por treinta días

Con el acompañamiento del radical Evaristo Ruiz tuvo curso la resolución que presentó el Bloque FPV-PJ para sancionar al ex Presidente del cuerpo. No podrá estar presente en sesión extraordinaria ni comisiones. El tratamiento del Presupuesto municipal se postergó para el miércoles que viene.

  • 16/11/2018 • 07:42
Tras votar su suspensión, Leguizamón abandonó su banca y observó la sesión del otro lado de los ventanales del recinto.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Tal y como se estableció en la sesión del lunes último, en el día de ayer se llevó a cabo en la sala de sesiones del Concejo Deliberante de Río Gallegos, la última sesión ordinaria del cuerpo, la que fue presidida por el vicepresidente primero concejal Juan Manuel Kingma. La misma no escatimó en escándalos tanto por el aplazo al tratamiento del Cálculo de Recursos y Presupuesto General de gastos e inversiones de la Administración Municipal, Honorable Concejo Deliberante y el Juzgado Municipal de Faltas, como la suspensión que cayó sobre el edil radical Fabián Leguizamón que fue promovido por el bloque opositor.   

"Me podrán suspender injustamente por tener mayoría con Ruiz, pero no voy abandonar mis convicciones y no voy a dejar de ser concejal a pesar de ellos porque no comprenden que me votaron los vecinos para que los represente", remarcó Leguizamón luego de aprobada la resolución que lo aplaza del Concejo por treinta días corridos.

Esto se fundó en la presentación del Bloque FPV-PJ, que ayer fue aprobada por mayoría con los votos de Martín Medvedovsky, Eloy Echazú, Alejandro Leal y el radical Evaristo Ruiz, en la que se solicitó que el concejal Fabián Leguizamón sea sancionado de acuerdo a lo establecido en el Artículo 69° del Reglamento Interno.

Se argumentó esta suspensión en las múltiples y graves faltas cometidas durante los últimos meses en el ejercicio de su cargo como Presidente del Concejo Deliberante. Ante esto expusieron como gran falencia de Leguizamón la judicialización de la renovación de autoridades del cuerpo, desconociendo él el quórum y mayoría existente en la 14° sesión del pasado 18 de octubre. Sumado a ello la suspensión de la 15° sesión ordinaria del 1º de noviembre (que finalmente se celebró el 12 de noviembre), al negarse a aceptar Leguizamón -dijeron- la participación del entonces concejal Osvaldo Scippo, quien se encontraba aún en ejercicio del cargo hasta que fuera aceptada su renuncia mediante el instrumento administrativo pertinente, como fue informado por el Tribunal Electoral Permanente de la provincia por el oficio el 31 de octubre pasado. Además, añadieron la constancia de presentación de la renuncia del concejal Osvaldo Scippo mediante resolución de presidencia, desconociendo la orden judicial que exige la aceptación de la misma por el Concejo Deliberante, que a su entender puso en serio riesgo la democracia al haber impedido en sucesivas ocasiones su renuncia.

Asimismo, la omisión de realizar y concluir dos plenarios de comisiones para el tratamiento de la donación del terreno fiscal para la ampliación del Hospital Regional de Río Gallegos y al tratamiento del proyecto de Presupuesto Municipal 2018, el tratamiento y emisión de despacho favorable, en el seno de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, del proyecto de Presupuesto Municipal 2018, cuando el mismo debía tratarse en plenario de comisiones.

Sumaron además el manejo irregular de fondos destinados a donaciones a entidades de bien público exponiendo que el edil hizo distribución discriminatoria y arbitraria de los mismos, y por último las innumerables interrupciones en el orden de la palabra durante el desarrollo de la sesión, sin consentimiento del orador, entre otras irregularidades de distinto tenor, sostuvieron.

Agregan como falta gravísima la imputación de una "conducta perversa" hacia uno de los miembros del cuerpo, el edil Evaristo Ruiz, atribuyéndole un delito de corrupción al sostener que su voto positivo durante la 14° Sesión Ordinaria a cambio de la percepción de una millonaria suma de dinero, por la que se aprobó la transferencia del terreno municipal a la provincia para la ampliación del Hospital Regional. Esta calumnia -argumentaron- además de otras expresiones injuriantes fueron vertidas públicamente -rememoraron- durante una conferencia de prensa convocada por Fabián Leguizamón, y reflejada por los medios de prensa, lo que a criterio del bloque opositor amplifica el daño causado a la dignidad de la institución y sus miembros. Cabe rememorar que argumentaron esto exponiendo como prueba una serie de notas periodísticas publicadas en TiempoSur: "Esta imputación ensucia tanto al edil aludido como al mismo Cuerpo, dado que significa poner en tela de juicio toda decisión o votación arribada en el recinto, que según el concejal Leguizamón, sería factible de ser objeto de defraudación mediante el intercambio de dadivas, coimas o retornos a favor de uno o más concejales".

 

La extraordinaria

Durante la sesión del día de ayer tampoco se avanzó en el tratamiento del Presupuesto municipal como se había pensado. Vale mencionar que los el intendente Roberto Giubetich se reunió el miércoles con los concejales para pedirles que le voten tanto el presupuesto como el endeudamiento. Solo se avanzó en lo segundo y el Presidente del cuerpo fijó para el miércoles 21 el tratamiento del Presupuesto.

Fue así que se aprobó el convenio de asistencia financiera del Municipio por 50 millones de pesos que había adelantado la Provincia, y ahora resta avanzar con la toma de deuda por hasta 200 millones de pesos.

TAGS

LEA ATENTAMENTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio de los términos y condiciones podrá ser denunciado para luego quedar eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación de los términos y condiciones.
COMENTÁ, ESTAS EN TiempoSur
Límite de caracteres: 1000