Plenos y satisfechos

La oportunidad de revalorizar la educación especial y abrir las puertas

Alumnos de la Escuela Especial N°14 expondrán el trabajo realizado durante este ciclo lectivo. Luego de dos años regresan las muestras que favorecen a la integración con la comunidad. La integración laboral, una deuda pendiente. Será este jueves y viernes en tres turnos.

Directora y Vicedirectora de la institución (C.R)
COMPARTÍ ESTA NOTA

Este jueves 15 y viernes 16 de noviembre en las instalaciones de la Escuela Especial N°14 (Posadas 753) se desarrollará la “Expo laboral y artística 2018”, una iniciativa que regresa con energías restauradas luego de dos años sin presentaciones. La exposición de “los talleres” contará con la participación de los docentes y las familias, y tendrán lugar en tres turnos diferentes, con la intención de obtener también el acompañamiento de la comunidad en general. Los turnos serán de 10:00 a 12:00, de 15:00 a 17:00 y de 18:00 a 20:00, y los vecinos podrán acceder a la compra de algunos de los elementos de exposición. Los horarios se repetirán durante las dos jornadas. 

Carla Olmedo, directora de la institución, comentó a TiempoSur que el principal objetivo de la muestra es poder difundir las actividades y los trabajos que hacen durante el año. Vale la pena resaltar que debido a las medidas de fuerza que afectaron durante el 2016 y 2017 la tradicional expo laboral y artística y no pudo llevarse adelante, pero este año que “estuvo estable y el trabajo fue continuo con los alumnos se pudo organizar una muestra que refleja el trabajo que hacen los alumnos”, remarcó.

La Escuela Especial N°14 cuenta con diferentes ciclos orientados que son “como talleres”. Se desarrollan allí lavandería, administración, carpintería, herrería, costura, panadería y formación agraria. “Cada taller presenta lo que han trabajado en el área, con algunas cosas que son para la exposición y otras son para la venta”, dijo la Directora.

En otro tramo de la entrevista, con relación a la posibilidad de exposición, Olmedo remarcó: “Para ellos es muy importante esta posibilidad de poder poner en valor su trabajo, sentirse plenos y satisfechos de haber logrado un trabajo”, aunque resaltó que el momento más complejo llega al finalizar el periodo educativo. “Cuando ellos terminan la escuela especial  no hay nada que los contenga, les cuesta conseguir un trabajo, no hay otra entidad como para continuar con su formación recreativa o laboral”, dijo la docente y manifestó: “Los padres muestran preocupación. Tenemos solo APPADI o Ángeles Especiales, de eso no salimos y a su vez están colapsados y no tienen lugar ya hace unos años. Otra puerta no hay y la salida laboral es casi nula”. En este sentido la Directora comentó que se ha trabajado con el Ministerio de Trabajo, “pero son cosas a seguir y que están en  proceso”.

En cuanto a la participación, Olmedo comentó: “Los padres están muy presentes, pero esto tiene el valor de ser abierto a la comunidad con el objetivo de acercarlos a la educación especial que muchas veces tiene ciertas barreras por el simple hecho de no conocer”, y cerró: “Nosotros solemos hacer capacitaciones y esto sirve para perder el miedo y poder contratar, el día de mañana, a un alumno que tenga una discapacidad”.