Sin definición

Montecristo y una historia con idas y vueltas, pero sin final

La empresa encargada del transporte público de pasajeros en Río Gallegos fue protagonista de diferentes situaciones hasta llegar a un presente que la tiene con contrato vencido, pero con negociaciones para que continúe al menos hasta fin de año. Por ahora, el final es abierto.  

  • 07/11/2018 • 12:43
El transporte público es un tema para el debate en Río Gallegos.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Entre las incertidumbres con las que llegará Río Gallegos al final del año, hay que sumarle por ahora al servicio de transporte público, que tiene un problema todavía sin solución por la finalización del contrato con la empresa Montecristo S.A.

Sucede que, vencidos todos los plazos, por estos días se lleva adelante una negociación casi minuto a minuto por parte del Municipio con la empresa con la intención de ver suspendido el servicio ante la necesidad de los vecinos en un momento clave del año.

Por el momento, el acuerdo no llegó, pero la buena predisposición de las partes ayuda para que a los tres puntos suspensivos haya que quitarles dos y tengamos final feliz.

Lo cierto es que no es fácil, porque la empresa plantea los costos de funcionamiento y desde el municipio tienen la intención de continuar con sus servicios hasta fin de año, con una posibilidad de continuar en enero, pero sin que eso afecte el costo del boleto de colectivo en la ciudad.

Vale decir que en algún momento se habló de un boleto arriba de los 30 pesos de quitarse el subsidio al transporte, algo que afortunadamente no ocurrió y hoy el boleto  sigue sobre los 19 pesos.

Lo cierto es que la situación no es fácil y motivó, por ejemplo, que el concejal Echazú presentara un pedido de informes sobre las unidades que prestan el servicio de transporte público de Río Gallegos, ante los reclamos de los vecinos ante la demora en la frecuencia del recorrido de los colectivos.

Casi paralelamente a eso, la jefa del departamento de Transporte Público de la Municipalidad de Río Gallegos, Fanny Torres, confirmó que solo nueve colectivos de la empresa Transporte Montecristo circulan por la ciudad.

“Tenemos una baja de frecuencia, porque hay nueve unidades”, dijo Torres a Tiempo FM. 

 

DE LARGA DATA

Si hay algo cierto y concreto es que desde los tiempos de la ex concesionaria Taisur S.A los vecinos de la ciudad capital presentan sus quejas en cuanto al destrato que sufren contantemente con el servicio.

La postal se repitió con la empresa Línea 7 que prestó servicio desde noviembre 2014 a noviembre del 2015, momento desde el cual se realizó el cambio de razón social a la concesionaria cordobesa Montecristo, por lo que, para la actual gestión, se trata de un problema heredado.

Es importante recordar que en febrero del 2016 la empresa presentó estudio de costos a Giubetich, lo que implicaba la suba de boleto y/o subsidios. Ya en ese tiempo la comuna declaraba no estar en condiciones de aumentar el pago de subsidios por lo que se aumentó el boleto para los usuarios del transporte, que pasó de 8,50 a 10,90.

En los meses siguientes, si bien la situación no mejoró en cuanto al servicio, los vecinos podían “agradecer” que la empresa continuaba con algunos recorridos, hasta en mayo del 2017 cuando la transportista Montecristo decidiera unilateralmente dejar de prestar el servicio por “problemas económicos”.

Durante más de un mes los vecinos de la ciudad no contaron con el servicio, lo que generó el nacimiento de taxis truchos debido a los costos del transporte en la ciudad.

En este primer parate de la empresa desde el Municipio expusieron “la necesidad de un acompañamiento hasta transitar el camino que nos permita encontrar una nueva empresa que se haga cargo del servicio”, por lo que se firmó un convenio por 90 días, el cual se viene extendiendo desde entonces a la actualidad.

En este lapso, el boleto ha subido nuevamente en junio del 2017 (a 15,90) y tras la quita de subsidios al transporte de pasajeros por parte del Gobierno nacional volvieron a aumentar en febrero de este año a 19 pesos.

 

NADA FACIL

En este contexto, durante los últimos días también habló del tema el intendente Giubetich, quien recordó que desde 2003 que fue la última licitación, que ganó Taisur, única oferente en ese momento, luego continuó la misma estructura.

“Taisur traspasó el contrato a Línea 7, y de Línea 7 se pasó a Montecristo porque no hay interesados en prestar un servicio público en una ciudad de este tamaño y la cantidad de pasajeros por kilómetros”, aseguró.

Además, se supo que hubo una reunión ente funcionarios del Municipio y la empresa de Trelew, San Ceferino, que se analizará “en relación a los recursos que tiene el Municipio".

Lo cierto es que, mientras estas conversaciones se dan, hay una gran incertidumbre entre los trabajadores de la firma, quienes expusieron que hace varios días observan un "vaciamiento" en los galpones porque la empresa se está marchando. Desde la Comuna, en tanto, se afirmó que si bien no se concretó la prórroga del servicio hasta el momento, Montecristo continúa operando con normalidad.


LEA ATENTAMENTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio de los términos y condiciones podrá ser denunciado para luego quedar eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación de los términos y condiciones.
COMENTÁ, ESTAS EN TiempoSur
Límite de caracteres: 1000
1 comentarios Recientes y 0 respuestas

luiscomentó:

que la empresa funciona con normalidad es una forma de decir la decisiones son de la empresa la muni un simple espectador. la jefa de transp publico deberia haber renunciado hace tiempo por inoperante. colectivos sucios. rotos. pasan a la hora que quieren. choferes irrespetuosos. un servicio pesimo. taxis colectivos y uber mejorarian el problema de la gente