Residuos urbanos

Romano: “Los contenedores podrían, hoy, actuar en beneficio del saneamiento de la ciudad”

El malestar que viven los vecinos ante un nuevo corte en el servicio de recolección hace resurgir las voces de la tercerización. En medio del debate Tiempo FM habló con el Magister en Gestión de Residuos Silvio Romano, quien opinó sobre nuestro sistema y habló de puntos a favor y en contra de la privatización. 

Silvio Romano, Magister en Gestión de Residuos
COMPARTÍ ESTA NOTA

Ante un nuevo panorama desfavorable para los vecinos de Río Gallegos en cuanto a la disposición de basura en distintos puntos de la ciudad, y declaraciones del intendente Roberto Giubetich quien deja trascender que analiza la posibilidad de terciarizar la recolección de residuos en la capital, Tiempo FM dialogó con el Magister en gestión de residuos Silvio Romano, quien remarcó que a pesar de que muchas veces la solución al problema de la basura “es tratada con simplicidad”, el planeamiento y organización de la labor necesita de ingeniería, gestión, aspectos sociales, económicos y hasta legales, por lo que “la falta de abordaje muchas veces resulta en la situación de degradación que se puede llegar a ver”.

En este sentido explicó que el factor económico es uno de los más importantes al evaluar y organizar el sistema de recolección. Con relación a lo observado en la provincia comentó: “Identificamos con preocupación la falta de recursos en materia de gestión de residuos y, en general, se cobra muy poco por la tasa. Una ecuación básica que uno tendría que cumplir es que me ingrese por el servicio lo mismo que yo erogo para prestarlo”, y sumó: “Además, el 5% es el monto de presupuesto que los municipios destinan a la gestión de residuos. En municipios ordenados se destina alrededor de un 30%, estamos un poco abajo y eso da cuenta de esta realidad”.

Nuestro servicio

En otro tramo de la entrevista Romano explicó que en promedio se necesita 1 camión recolector por cada 10 mil habitantes, lo que da cuenta y explica la falta de respuesta del Municipio en este sentido, ya que en este último tiempo su planta de camiones no ha superado las 7 unidades, lo que no permite cumplir con una recolección diaria, con la frecuencia que se debe, y desencadena en basurales y minibasurales desparramados por la ciudad. 

Consultado sobre cuál sería la mejor opción para la ciudad el Magister opinó: “Existen múltiples sistemas, no hay una única solución para el abordaje de la recolección. El puerta a puerta que funciona hoy por hoy es utilizado en otros puntos del país y funcionan correctamente, no es inadecuado, los contenedores son utilizados y funcionan; los sistemas mixtos que particularmente me gustan más debido a que tenés diferentes situaciones en la ciudad” y continuó: “Lo que sí no estoy de acuerdo con el achique, que es esto de juntar en distintos montones en las esquinas porque eso lo que busca es reducir el tiempo”, aunque observo que “tal vez hoy es la única alternativa a sabiendas que los perros la rompen y contaminan el ambiente, y la recolección tiene como objetivo principal conservar la salud pública”.

Como opción opinó: “Los contenedores podrían, hoy, actuar en beneficio del saneamiento de la ciudad”, aunque comentó que no ha mantenido encuentros con el Municipio para atender o evaluar soluciones. 

Falta de recursos

Antes de finalizar con la entrevista Romano remarcó que “si hoy no puedo mantener el sistema tal como está, menos voy a poder sino genero los mecanismos para poder sostenerlo, sea estatal o privado”, y explicó: “La diferencia es que en el público voy a trasladar esos costos a tasas, y debería ingresar lo mismo que erogo sino el sistema se cae. En el privado sucede lo mismo con la diferencia que hay que sumarle el beneficio que la empresa quiera por la prestación del servicio. El Estado no tiene un interés de generar beneficios económicos sino que sociales con la prestación de un servicio fundamental en la vida del vecino, el privado cumple con esta finalidad pero opera un beneficio económico, esto hay que pagarlo. Si los empleados no tienen los insumos, no tengo repuestos, cubiertas, evidentemente es porque económicamente debo hacer algo para mejorar los ingresos”.

Por último puso énfasis en destacar: “Los servicios no son gratis y en muchos municipios se paga muy poco o no se paga”, cerró.