Río Gallegos

Privatizar el servicio de recolección es una herramienta que no descarta el Intendente

Roberto Giubetich expuso que aspira a destrabar el conflicto con los trabajadores del área, más allá que el pedido generalizado de la ciudadanía es que una empresa privada realice la labor. Expuso que el vecino siempre es el rehén de los conflictos.

"Los conflictos que hemos tenido en los últimos tiempos se ha usado a la basura como herramienta", criticó Giubetich.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Desde la semana pasada, y de forma sorpresiva, los agentes comunales afectados al servicio de recolección de residuos turno noche de la ciudad capital encararon una medida de fuerza. En primer término se apostaron en el Corralón Municipal y decidieron no sacar los camiones a la calle en rechazo a nuevas directivas que les indicaron directivos del área. En aquel momento los trabajadores expusieron que les llegaron "con los tapones de punta" a requerir cosas, que no aceptan, alegando -en parte- que siempre hacen bien su labor. Básicamente el malestar en el sector se debió a un cambio en el esquema de trabajo que no pretenden emprender.

Este conflicto se desató cuando el intendente Roberto Giubetich se encontraba realizando gestiones en Buenos Aires, y a su retorno afirmó que tuvo un acercamiento con el sector para arribar a un acuerdo. Es más, anunció que se iban a efectuar una serie de mejoras en herramientas y camiones recolectores para garantizar la óptima labor e incluso se acordó una serie de pautas para llevar adelante su tarea de la mejor manera.

Con este panorama, múltiples fueron las opiniones que hubo al respecto por el deficiente servicio de recolección en la ciudad, y con esto surgió una vez la idea de que el servicio sea efectuado por una empresa privada.

"Hay un conflicto porque se quieren hacer cambios en el sistema de recolección, pero hay resistencia" por parte de los trabajadores, reconoció el Jefe Comunal en diálogo con Tiempo FM. En este marco expuso que según datos de encuestas que han realizado medios de comunicación de la ciudad capital y la propia comuna "el 70 por ciento de la ciudadanía me pide que privatice (el servicio de recolección)".

Aclaró que no es una decisión que esté por tomar, pero "en caso de continuar la situación así es algo que tengo en mente".

Giubetich criticó que en los conflictos que involucren a la Municipalidad y los trabajadores sean los vecinos los que siempre son usados como rehenes: "No digo que lo adoptaré, sí lo analizo -reiteró, añadiendo- los conflictos que hemos tenido en los últimos tiempos se ha usado a la basura como herramienta", finalizó.

 

Minibasurales en la ciudad

“Los barrios que tienen contendedores son los minibasurales de la ciudad”, criticó el Presidente de la Junta Vecinal del barrio 499 Viviendas, quien insistió con la instalación de canastos en la zona. “Estamos en desacuerdo con el método que quieren utilizar”, explicó Claudio Cádiz sobre la recolección de basura con la instalación de contenedores en diversas zonas de la ciudad.   Al respecto, señaló “no sé si (Giubetich) no conoce Río Gallegos o no ve las redes sociales. Los contendedores no sirven”, afirmó.

El referente vecinal recordó que desde la junta vecinal presentaron un proyecto al Concejo Deliberante, al IDUV y Desarrollo Comunitario para hacer canastos como tuvo siempre el Barrio 499. “Los presentamos ya que entendemos que la recolección en nuestro barrio no pasa” y advirtió “sacan la basura y a la media hora está lleno otra vez porque vienen a tirar basura de todos los barrios”.

 

Camiones de Austral Construcciones

El Intendente indicó que el día lunes la Municipalidad de Río Gallegos accedió a nueve de los 59 vehículos que la Justicia dispuso que sean entregados tras la expropiación que se efectuó en la empresa de Lázaro Báez, Austral Construcciones.

Detalló que la comuna solo actúa como depósito judicial y se utilizan los rodados para bien público, y será la Justicia una vez que haya sentencia firma la que disponga qué destino tendrán los mismos.