Acusado de abuso de menores

La Iglesia se pronunció tras la detención de Parma

El Comisariado Pontificio a cargo del Instituto Discípulos de Jesús de San Juan Bautista emitió una declaración en relación al sacerdote Nicolás Parma, luego de que TiempoSur diera a conocer su detención por las acusaciones de abuso sexual contra menores.

  • 10/10/2018 • 08:09
Nicolás Parma era el “padre Felipe” en la Iglesia de Puerto Santa Cruz.
COMPARTÍ ESTA NOTA

*Por Sara Delgado

Este lunes este diario publicó que luego de más de cinco horas de declaración ante la jueza Noelia Ursino, el “padre Felipe” como se lo conoció en Puerto Santa Cruz, quedó detenido y en los próximos días deberá resolverse su situación.

Nicolás Parma está acusado de abuso sexual a menores de edad que convivían con él como novicios en la Iglesia Exaltación de la Cruz, de donde lo sacaron de apuro en 2012.

Parma declaró este sábado ante la Jueza de Instrucción de Puerto Santa Cruz, y contó con el apoyo de la defensora oficial de Comandante Luis Piedra Buena, Flavia Castellini, para luego quedar detenido en la comisaría.

El sacerdote integra la congregación “Discípulos de Jesús de San Juan Bautista”, cuyo fundador es el salteño Agustín Rosa, también denunciado por haber abusado de varios novicios, pero además de enriquecerse con los fondos de la congregación.

Justamente ayer, el Comisariado Pontificio a cargo del Instituto Discípulos de Jesús de San Juan Bautista, emitió una declaración en relación con la detención de Parma, en donde aclaran que el 28 de diciembre de 2016 habían dispuesto “que el sacerdote regresara a la Argentina desde su destino en la diócesis de Vic (España)”.

Los abusos en la Iglesia Exaltación de la Santa Cruz se destaparon en 2016 gracias a que Yair Gyurkovits, uno de los chicos que hizo ahí el postulado y que fue víctima de abusos entre los 14 y los 16 años, decidió contarlo a través de un testimonio que fue enviado al Vaticano.

En el documento que la congregación hizo público ayer, reconocen que tomaron conocimiento de las denuncias “acerca del presunto comportamiento gravemente inapropiado del interesado con menores de edad”, y que le ordenaron que regresara a la Argentina “ante los indicios de verosimilitud del contenido de esas denuncias”.

Asimismo, subrayan que al padre Parma “se le impusieron severas medidas restrictivas consistentes en la prohibición del ejercicio público del ministerio sacerdotal, la prohibición del uso del hábito religioso y la residencia obligatoria en Tucumán”.

Paralelamente, el Comisario dispuso una investigación canónica preliminar, “cuyas actuaciones fueron elevadas pocos meses más tarde a la Congregación para la Doctrina de la Fe, organismo vaticano que tiene competencia originaria en estos casos. En la actualidad, el proceso se encuentra radicado en dicha instancia”.

El texto lleva las firmas de Fray Alberto Saguier Fonrouge OP y Pbro. Hugo Adrián von Ustinov. Ahí cuentan que cuando se conocieron las denuncias, el entonces Comisario Pontificio, Luis Stöckler, Obispo emérito de Quilmes, dispuso que  Parma regresara de inmediato al país, cosa que hizo “en el término de 96 horas”.

También cuentan que fue el mismo Stöckler el que ordenó una investigación canónica preliminar, cuyas actuaciones fueron elevadas pocos meses más tarde a la Congregación para la Doctrina de la Fe, organismo vaticano que tiene competencia originaria en estos casos.

En el testimonio que Yair le dio a este diario el año pasado, dijo que no había sido la única víctima de Parma y que en medio de una fuerte depresión, cuando incluso fantaseó con la idea de morirse, decidió volverse a Salta para contarle a la máxima autoridad de la congregación que había un cura abusador en Santa Cruz.

Sin embargo, cuando lo hizo el cura Agustín Rosa le pidió que se callara la boca y que perdonara.

Desde que Ursino tiene el expediente, en julio de 2017, logró varios testimonios, algunos de ellos clave para determinar una aproximación del número de víctimas y sumaron detalles que refuerzan la gravedad de las acusaciones. En las últimas horas trascendió que la Jueza le habría denegado la excarcelación al ex sacerdote.

La declaración completa de la Agencia Informativa Católica Argentina.