En El Calafate

Un docente fue denunciado por intentar seducir a una alumna de 15 años

El caso se conoció cuando la esposa del docente se presentó en el colegio donde él trabaja y dio a conocer los mensajes. Ahora el Consejo de Educación debe decidir si avanza con un sumario administrativo. Juzgado y Fiscalía local tienen que avanzar en una causa penal.

  • 07/10/2018 • 08:52
El docente intentaba seducir a la alumna por mensajes de WhatsApp. (Foto ilustrativa)
COMPARTÍ ESTA NOTA

Fue la esposa del docente quien pronunció el alerta. Se presentó en el colegio secundario donde su marido da clases para mostrar mensajes de texto y de audio de la aplicación WhatsApp, en los que queda claro que el profesor le escribía a una de sus alumnas.

La presentación de la mujer, también docente, generó un escándalo en la comunidad educativa, y una causa penal que hasta el momento no tiene mayores avances.

El docente, de más de 30 años, comenzó a generar diálogos con una de sus alumnas de 15 años. A su número de celular accedió fácilmente. En la actualidad es cada vez más normal que docentes administren grupos de WhatsApp para pasarles tareas a los jóvenes.

Se estima que fue durante un tiempo aproximado de dos meses que el profesor enviaba mensajes a la adolescente, intentando seducirla, y al mismo tiempo intimidándola para que no contara.

La chica nunca dijo nada a sus padres, otros docentes, ni amigas. Tenía miedo. 

El lunes 27 de agosto, la esposa del docente se presentó en la rectoría del colegio y denunció, con pruebas, lo que el hombre estaba haciendo con la menor.

Las autoridades del colegio citaron a los padres de la alumna para anoticiarlos de lo que estaba sucediendo.

El padre de la chica realizó la denuncia penal en una comisaría, la que luego fue girada al juzgado y a la fiscalía de instrucción.

Al mismo tiempo la rectoría comunicó el tema al Consejo Provincial de Educación, desde donde en cuestión de horas se ordenó que el docente fuera separado preventivamente del cargo, y que se realizara la investigación interna.

Durante casi un mes se realizó lo que administrativamente se conoce como “Información Sumarial”. La autoridad del colegio debió documentar el caso con la recolección de pruebas y de testimonios. La conclusión de los superiores del profesor es que éste cometió al menos una “inconducta” y que por eso debe ser sometido a un sumario administrativo, proceso que puede terminar con penas menores o hasta la cesantía.

Si el docente incurrió en un delito es lo que tiene que empezar a definir la justicia penal local.

Por ahora se sabe que no habría existido algún tipo de abuso sexual, porque la situación no llegó a una relación personal entre el docente y la alumna, pero el docente podría ser el autor de un típico caso de “grooming”, término que se da cuando un adulto intenta engañar y ganar la confianza de un menor, con fines sexuales. A este caso se le suma que la menor debía encontrarse en el aula con su posible acosador.

También se conoció que éste no es el primer caso que se da en los últimos años en secundarios de El Calafate. Algunos llegaron a la Justicia, otros quedaron en reclamos de padres a docentes. Los pocos datos que se logran recoger también indican que no son solo docentes varones quienes intentan establecer relaciones con alumnas, sino que también existen casos de posibles inconductas por parte de docentes mujeres.

Por ahora, el último docente denunciado espera tratamiento de un sumario administrativo y de una causa penal. Lo hace estando separado del cargo, sin asistir a su trabajo pero cobrando el total del sueldo. (Fuente: Ahora Calafate)