Tierra del Fuego

Condenan a preso en Río Gallegos por el tráfico de 43 kilos de marihuana

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal  de Tierra del Fuego condenó a Franco David Torres y Javier Moises Billena tras considerarlos coautores del delito de transporte de estupefaciente, luego de considerar probado que ambos orquestaron una maniobra para ingresar a Tierra del Fuego 43 kilos de marihuana.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Los jueces condenaron a Torres a 6 años y 7 meses de prisión, accesorias legales y le aplicaron una multa de 40.000 pesos. En tanto que Billena, quien purga una condena de prisión en un penal del norte del país, le impusieron 7 años de prisión de cumplimiento efectivo más una multa de 45.000 pesos. Debido a que este último arrastraba una pena de prisión anterior, se le unificó la condena en una pena única de 13 años y 6 meses de prisión.

La causa investigaba a Torres como el sospechoso de haber viajado a adquirir la droga a la ciudad de Villa Mercedes, provincia de San Luis, de haberla trasladado por vía terrestre en un flete a Córdoba, y desde allí haberla despachado por la empresa Cruz del Sur hacia Río Grande donde finalmente fue descubierta distribuida en 37 panes que viajaban disimulados en cinco bafles, el 30 de enero de 2017.

Por su parte la acusación fiscal le imputa a Billena haber participado de la “organización” y “financiamiento” de la operación mientras estaba detenido en la Unidad de Detención Nº1 de Río Grande, a la espera de ser juzgado por el operativo “Hermandad verde”, en el que fue condenado a 8 años de cárcel junto a otros siete sujetos, por el transporte de 48 kilos de marihuana a Tierra del Fuego.

La condena sobre ambos acusados, fue la misma que pidió en su alegato el fiscal Adrián García Lois, sin ningún tipo de diferencia.

 

Indagatoria desde la cárcel

La causa tuvo como particularidad de que Billena siguió el debate desde la cárcel de Río Gallegos por videoconferencia e incluso deslindó responsabilidades al momento de prestar declaración indagatoria en la primera jornada del debate oral.

Al prestar declaración desde la Unidad de Detención de Río Gallegos donde cumple su condena, Billena se proclamó “inocente” y acusó a un ex cómplice suyo en el operativo “Hermandad Verde”, Flavio Correa, como la persona que habría “armado” la acusación en su contra para hacerlo pasar como el líder del nuevo transporte de estupefaciente.

Según Billena, mientras estaban detenidos juntos en Río Grande, Correa comenzó a tener “comportamientos extraños”, ya que “entraba y salía todo el tiempo de la cárcel”. (Fuente: El Diario del Fin de Mundo)