Innovación

Japón inicia hoy el ambicioso proyecto de construir un ascensor espacial

El sueño inspirado en la Torre Eiffel comenzará ser realidad hoy, cuando un cohete japonés sea lanzado a la Estación Espacial Internacional con el material experimental que busca hacer historia.

  • 10/09/2018 • 09:33
COMPARTÍ ESTA NOTA

Mientras Rusia es hoy el único país con capacidad tecnológica para enviar hombres al espacio y Estados Unidos anuncia con bombos y platillos los próximos cohetes y cápsulas espaciales que volverán a colocar humanos fuera de la Tierra en 2019 con las propuestas de SpaceX y Boeing, los japoneses vienen trabajando en silencio con un innovador proyecto revolucionario: viajar el espacio en ascensor.

Un equipo de investigadores de la Universidad Shizuoka de Japón y otras instituciones del país realizarán la primera prueba en el espacio este mes como parte de un proyecto para construir un ascensor espacial. El elevador espacial servirá para transportar esencialmente personas y cargamentos mediante un cable que conectará a futuro la Tierra con una estación espacial.

Esta prueba es la primera que explora el movimiento de un contenedor en un cable en el espacio. En el experimento, dos satélites cúbicos ultra pequeños, o "cubesats", serán liberados al espacio desde la Estación Espacial Internacional (EEI).

Estarán conectados por un cable de acero, donde un pequeño contenedor, que actúa como una cabina de ascensor, se moverá a lo largo del cable utilizando su propio motor. Una cámara conectada a los satélites registrará los movimientos del contenedor en el espacio, según informa el diario japonés The Mainichi, citando a autoridades de la Agencia Espacial de Japón.

Cada "cubesat" mide poco menos de 10 centímetros en cada lado. Los "cubesats" se conectarán con un cable de acero de 10 metros para que la "cabina del ascensor" pueda avanzar, según el informe.

El nuevo proyecto japonés será la primera prueba para mover un contenedor similar a un automóvil a través de un cable en el espacio. Si el experimento es exitoso, podría aumentar significativamente el interés en el sistema de transporte de elevadores espaciales.

El sitio fuente identificó una serie de obstáculos que enfrentan los investigadores. Estos incluyen el desarrollo de cables especiales que son resistentes a los rayos cósmicos de alta energía (Obayashi dijo que los nanotubos de carbono son un buen candidato para el material de los cables), la transmisión de electricidad desde la Tierra al espacio y mantener los ascensores cósmicos a salvo de colisiones con desechos espaciales y meteoritos.

Los materiales para el experimento, desarrollado por investigadores de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Shizuoka, se lanzarán esta noche a la estación espacial en un cohete que despegará desde el Centro Espacial Tanegashima, en la prefectura de Kagoshima en Japón a las 6:32 p. M. EDT (22.32 GMT) es decir 1.32 hora argentina.

Un sueño inspirado en la Torre Eiffel

Los ingenieros han soñado con un ascensor espacial durante décadas. La idea de un ascensor espacial fue propuesta por primera vez en 1895 por el científico ruso Konstantin Tsiolkovsky, quien quedó deslumbrado después de ver la por entonces recién construida Torre Eiffel de París. Un siglo más tarde, el novelista de ciencia ficción Arthur C. Clarke la retomó.

En este momento, algunas iniciativas se enfrentan a este concepto con la intención de idear formas para superar las barreras técnicas. En 2012, Obayashi Corp., con sede en Tokio, anunció planes para construir un ascensor espacial para el año 2050, con el objetivo de desarrollar el turismo espacial.

El concepto también llamó la atención de Google X, la división de Google para grandes ideas, en el pasado, así como una competencia del X Premio. La Academia China de Launch Vehicle Technology, una división de la Corporación de Ciencia y Tecnología Aeroespacial de China, también anunció el año pasado que planea tener un sistema operativo de ascensor espacial para el año 2045.

Aunque una vez se pensó que el concepto de elevador de espacio era parte de la ciencia ficción, algunos ingenieros aeroespaciales creen que la idea es esencial para el futuro de la exploración espacial como alternativa a la construcción de cohetes cada vez más grandes: en términos de carga útil, la potencia del cohete tiene más o menos alcanzado sus limitaciones.

El costo de mover personas y materiales a la órbita de la Tierra se reduciría drásticamente, permitiendo la construcción de estaciones espaciales más grandes y una base lunar, e incluso ayudando a servir como punto de partida para una misión tripulada en Marte, según han dicho defensores de los ascensores espaciales.

"En teoría, un ascensor espacial es altamente plausible", dijo a The Mainichi Yoji Ishikawa, líder del equipo de investigación del nuevo experimento. Y agregó: "Los viajes espaciales pueden convertirse en algo popular en el futuro".

Obayashi Corp. estima que el costo total de un ascensor espacial totalmente funcional de primera generación será de 10 billones de yenes (unos $90 mil millones), casi el mismo que el del proyecto de trenes de levitación magnética que conecta Tokio y Osaka.

Se espera que los ascensores espaciales reduzcan los costos y los riesgos de los viajes espaciales, si se pueden realizar. Mientras que la carga normalmente costaría alrededor de USD 22.000 por kilogramo a través del transbordador, el elevador de Obayashi reducirá eso a alrededor de USD 200.

Los investigadores también esperan que estos ascensores viajen hasta 200 kilómetros por hora y lleguen a la Estación Espacial Internacional ocho días después del lanzamiento, dijo Ishikawa a la publicación.

El experimento del ascensor espacial del equipo de la Universidad de Shizuoka se produce justo después de la Conferencia de Elevadores Espaciales 2018 del Consorcio Internacional de Ascensores Espaciales (ISEC) en Seattle, donde científicos, ingenieros y ponentes invitados se reunieron para debatir sobre los últimos avances, compartir nuevas ideas y analizar nuevos conceptos para la nueva tecnología espacial.

Fuente: Infobae. 


LEA ATENTAMENTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio de los términos y condiciones podrá ser denunciado para luego quedar eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación de los términos y condiciones.
COMENTÁ, ESTAS EN TiempoSur
Límite de caracteres: 1000