Referente de ATE

Garzón dijo que "desde el 2015 los argentinos se hundieron en la pobreza”

A través de una entrevista con Canal 9 de Río Gallegos, el Secretario General de ATE Santa Cruz insistió en que los acuerdos con el FMI traen más pobreza a nuestro país. “Este gobierno nacional tiene desprecio hacia los trabajadores y hacia las empresas estatales”, sentenció.

"Necesitamos mostrar la fuerza y el enojo de los trabajadores en la calle".
COMPARTÍ ESTA NOTA

Desde el 2015 a la fecha “las heladeras se vaciaron, las rutas quedaron desérticas y  los argentinos se hundieron en la pobreza” dijo Garzón, pero además la presión financiera sobre las provincias provocó la desesperación de los gobernadores, muchos de los cuales tuvieron que tranzar con el poder central y otros fueron castigados por pertenencia política. Lo que derivó en el congelamiento de salarios y un estancamiento de las económicas provinciales que jaqueo el mercado interno.

"Como si esto fuera poco, el poder del FMI se metió en el bolsillo de los argentinos, porque la deuda contraída es impagable y el crédito que sigue tomando el macrismo es para pagar más deuda, que irremediablemente pagamos los trabajadores”, abundó.

Recordó que en el caso de Santa Cruz hay cientos de trabajadores del Estado despedidos, empresas estatales importantes como YCRT en la que también hubo despidos, y que "están cerrando Fabricaciones Militares, bajaron todos los programas sociales destinaos a personas en situación de vulnerabilidad, están vaciando las empresas del Estado y la Agricultura Familiar que es un sector muy importante que ayuda al pequeño y mediano productor”.

Recordó además que quitaron “todos los subsidios al gas y la energía, depositando esa carga en el consumidor, o sea en los trabajadores y los pobres, servicios básicos que deberían ser gratis o por lo menos mas baratos”.

“Ahora el tema es qué hacemos los trabajadores, las organizaciones sindicales y todos los argentinos como pueblo (más allá de las diferencias que tengamos) para ver cómo nos juntamos para enfrentar este brutal ajuste que está viviendo hoy nuestro pueblo”, vertió.

 

ACHIQUE

Sobre la reducción de ministerios y el evidente achicamiento del estado, imitando el modelo de libre mercado que el País enfrentó en los 90, el dirigente puso como ejemplo al Ministerio de Trabajo de Nación que se convierte en Secretaría de Estado o lo que pasa con el Ministerio de Salud que pasa a depender de otra cartera. “Acá queda claro que habrá menos partidas de plata para esos organismos que pierden el rango de ministerio. Con el

achicamiento del Estado habrá cientos de despidos de trabajadores y en el caso de Salud no habrá una política de prevención y una política para mantener los distintos programas que ya estaban desde hace tiempo y que eran un beneficio para la gente que ahora quedará a la deriva”, espetó.

En esta línea de razonamiento se quejó por la decisión de Cambiemos de “recortar el presupuesto para las vacunas, algo tan

esencial para los chicos como para los grandes y para nuestros adultos mayores. Obviamente Estamos lejos de volver a las épocas de ese gran médico argentino, neurocirujano y neurobiólogo que

fue Ramón Carrillo”.

Garzón marcó luego una especie de contrapunto ya que “mientras el Gobierno nacional baja a Secretaría de Estado el Ministerio de Trabajo, en Santa Cruz nosotros tenemos todo al revés ya que hace poco, de ser una Secretaría de Trabajo pasamos a ser, Ministerio”.

Y fue más allá en el análisis al señalar que “entendemos que el Gobierno nacional debe jerarquizar los ministerios, tiene que darles más poder, mayor presupuesto y que se brinde más información

para los trabajadores”.

Para el Secretario General de ATE Santa Cruz la administración que encabeza Mauricio Macri “tiene desprecio hacia los trabajadores y hacia las empresas, porque vemos que los combustibles suben permanentemente, tenemos los tarifazos y es imposible que la gente pueda pagarlos, además la empresa estatal YPF que fue una bandera nacional en su momento, hoy sube los precios de las naftas permanentemente, por eso indudablemente los trabajadores, el pueblo santacruceño y el pueblo argentino están a la deriva. Y todo esto en algún momento va a estallar y si eso ocurre ojalá sea para bien y no para mal porque ya lo vivimos antes: cuando hay un estallido se producen muertes o se dan situaciones sociales complejas que solamente las paga el pueblo”.

Finalmente reconoció que “la situación es compleja pero hace algunos días, los trabajadores de ATE reunidos en un plenario resolvimos convocar junto con el resto de los sindicatos que estamos en la CTA a un paro el 12 de septiembre, con movilizaciones y cortes de ruta en todo el país porque necesitamos mostrar la fuerza y el enojo de los trabajadores en la calle. Más allá de los despidos que se están dando actualmente y mientras nosotros seguimos pidiendo que esos compañeros sean reincorporados, el gobierno nacional anunció más despidos en el estado nacional y el 90% de esos despedidos son afiliados a nuestro sindicato”, cerró.