Ley 26.364

La Justicia Federal de Río Gallegos “no inicia investigaciones” sobre trata de personas

Zaida Gatti,  a cargo del Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento a las Personas Damnificadas por el Delito de Trata, dijo que “históricamente” tuvo “negativas” de la Justicia porque no los convocan para trabajar en el programa nacional de rescate. Santa Cruz y Tierra del Fuego con “los mayores niveles de explotación sexual de mujeres”. La preocupante estadística de quienes trabajarán en las represas.    

  • 07/09/2018 • 10:18
“El Juzgado Federal debe convocarnos, porque solo actuamos mediante orden judicial”
COMPARTÍ ESTA NOTA

Este año se cumplieron 10 años de la  sanción de la Ley 26.364 de Prevención y Sanción de la Trata de Personas y Asistencia a sus Víctimas, y Santa Cruz  tiene un triste antecedente con los prostíbulos que fueron eliminados en 2009, aunque el proxenetismo continúa en la provincia y en Río Gallegos.

Zaida Gatti, a cargo del Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento a las Personas Damnificadas por el Delito de Trata del Ministerio de Justicia de la Nación, advirtió que desde la Justicia Federal en la capital santacruceña “no se inician investigaciones” y que “no hay muchos rescates de víctimas, lo que no significa que la trata haya sido erradicada”.

La funcionaria explicó que es la Justicia quien debe convocarlos ante investigaciones, ya que no pueden actuar de oficio sino solo mediante la orden de un juez. “El Juzgado Federal debe convocarnos, porque solo actuamos mediante orden judicial”, remarcó.  “Históricamente, nosotros hemos tenido negativas de la Justicia, porque prácticamente no nos convocan para trabajar en el programa nacional de Rescate”, abundó. (Recordó que “tanto Roxana Totino como Norma Cabas, trabajan todo lo que podían, y ya no están en este momento, porque ellas instalaron el tema en la provincia”).

Contó que en 2009 cuando estaba a cargo como jueza subrogante Ana Cecilia Álvarez (quien ordenó el cierre de “Las Casitas”)  habían “acordado una forma dinámica de trabajo con el quipo nacional”, pero que luego “se diluyó”. “Esto es en la provincia, pero tenemos dos focos: Río Gallegos y Caleta Olivia, que son los lugares que más escondidas están las víctimas de trata”, precisó.

Aclaró que cuenta con información de Caleta Olivia por víctimas que luego de  ser rescatadas “pasaron” por la ciudad y que conforme al mapa de trata del país.

Aun sin contar con datos específicos, sostuvo que de acuerdo al trabajo de captación de víctima y traslado “las provincias de Santa Cruz y Tierra del Fuego siguen con el mayor nivel de explotación sexual de mujeres”. El cierre de las “Casitas” provocó que “las víctimas sean trasladadas a departamentos privados o casas, aunque en un momento se las hizo ejercer en la calle”.

Dijo que “no hay un equipo trabajando”  por lo que “los que llevan este negocio, que no quieren perder, tienen una libertad absoluta”.

De diferente modo trabaja la Justicia Federal en otras provincias las que acuden al Programa Nacional de Rescate pero esto “porque hay investigaciones”. “En Tierra del Fuego es enorme el trabajo efectuado por la Fiscalía Federal, que investiga y busca los casos, y así el caso luego llega armado al Juez quien debe ordenar los allanamientos”.

 

REPRESAS

Gatti señaló que la zona patagónica, al existir la minería, petróleo y/o demás actividades “solo hecha por hombres”  siguen existiendo clientes para la trata. Un caso puntual fue en Vaca Muerta (Neuquén) en donde “antes de firmar los contratos para su explotación ya habían prostíbulos instalados”.

En Santa Cruz, la construcción de las represas inició este año. Se estiman que se incorporarán trabajadores en etapas para alcanzar los 5 mil obreros. Allí su cartera y la SEDRONAR efectuaron  capacitaciones y campañas de sensibilización con los futuros trabajadores de la obra, y según las estadísticas “al preguntar en qué iban a gastar sus sueldos apuntaron dos: estupefacientes y los prostíbulos”. “Por eso explicamos que allí hay mujeres que no son libres de ejercer la prostitución y que están en contra de su voluntad”, alertó.

“Lamentablemente no hay provincia que esté libre de trata, negar una realidad, no nos favorece”, finalizó.

 

LA LÍNEA PARA DENUNCIAR

Para denunciar de forma anónima casos de trata de personas y explotación sexual está habilitada la línea 145. “La denuncia se judicializa y se inicia el proceso de investigación preliminar”, resaló Gatti.


LEA ATENTAMENTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio de los términos y condiciones podrá ser denunciado para luego quedar eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación de los términos y condiciones.
COMENTÁ, ESTAS EN TiempoSur
Límite de caracteres: 1000