Caleta Olivia

APROSA pidió apertura de paritarias Y un incremento salarial del 75%

Ayer se reunió la comisión directiva del gremio. Señalaron que son uno de los sectores que no tienen discusión salarial. Alertaron además que hay fuga de profesionales porque el sueldo está congelado desde el 2016.

Piden recomposición salarial.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Ayer se reunió en la sede de Caleta Olivia la Asociación de Profesionales de la Salud (APROSA). Allí discutieron varios temas que atraviesa el sindicato, en el marco de los reclamos que vienen realizando al Gobierno Provincial. Con la discusión salarial abierta para los docentes y los gremios estatales de la ex 591, el sector salud espera lo propio. El pedido de aumento, según señalaron ayer desde APROSA, es del 75%. Finalizada la reunión gremial, TiempoSur entrevistó a la secretaria general Andrea Pérez, quien dio detalles de cómo está la situación hoy en Caleta Olivia y la relacionó con la del hospital de Río Gallegos.

“Estamos tratando muchas cuestiones en el funcionamiento del gremio, pero específicamente planteando lo que pasa con el tema de la no apertura de las paritarias sectoriales de salud. Es una preocupación de todos, es una demanda del afiliado” dijo en primera instancia Pérez, manifestando además que “hemos sido discriminados en la paritaria central, con dos años y medio de congelamiento salarial también”.

Desde APROSA señaló que esto afectó directamente al profesional médico, quien en la angustia por la situación y el congelamiento salarial “terminan volviéndose a sus provincias. Nos preocupa que se estén yendo los profesionales”.

Remarcó además que esto “se nota y mucho, en el hospital de Caleta Olivia. La falta de profesionales es un problema y se han ido terapistas de adultos, cirujanos, pediatrías. No hubo mejora salarial y no termina siendo atractivo al personal venir de otras provincias”.

Para la titular de APROSA esto también afecta al paciente, quien no termina encontrando los profesionales médicos para atender sus demandas en los hospitales públicos.

“La gente va a una consulta común y corriente y tiene que terminar en la guardia.

En hospitales del interior se necesitan cosas básicas que a veces no están. Tampoco en hospitales de alta complejidad. Se trata de ir avanzando y supliendo con profesionales que vienen de otra provincia, donde se les paga el doble o el triple”.

Temas