Caleta Olivia

El Presidente del Deliberante reconoció que sabían de la denuncia de abuso sexual contra Martínez

El Concejo Deliberante de Caleta Olivia le envió una nota al Juzgado para que informe si son ciertas las denuncias de abuso sexual que pesan sobre Rubén Martínez. El concejal Aybar pidió garantizar el “principio de inocencia” y Calicate puso el acento en “el honor de posibles víctimas”, mientras que la única concejal mujer sigue haciendo silencio.

  • 23/08/2018 • 11:40
Javier Aybar y Pablo Calicate, concejales de Caleta Olivia
COMPARTÍ ESTA NOTA

Por Sara Delgado

Luego de más de una semana desde que TiempoSur diera a conocer la existencia de dos denuncias contra el concejal Rubén Martínez, por parte de dos menores que lo acusan de presuntos manoseos, el presidente del Concejo Deliberante de Caleta Olivia, Javier Aybar habló del asunto.

“No voy a emitir una opinión hasta que no haya una certeza, eso es lo que está buscando el periodismo, generar una incertidumbre sobre la situación política que tenga el Concejo Deliberante” sostuvo Aybar, bajándole el tono a la gravedad de la acusación que tiene en el centro de la escena a dos adolescentes que, aunque la Justicia no hubiera emitido un fallo todavía, tuvieron la valentía de romper el silencio.

Para Aybar “estar poniendo en boca de todo el mundo a personas involucradas no es bueno” e insistió con que se trata de meras “versiones periodísticas”, sin embargo su discurso se vuelve contradictorio, cuando en plena entrevista radial a un medio de la ciudad del Gorosito, termina reconociendo que él sabía de la acusación por abuso sexual que pesaba sobre Martínez.

“Nosotros tenemos una nota elevada por la Oficina del Menor, que nos pone en aviso sobre el hecho ocurrido para que nosotros tomemos medidas, pero nosotros no podemos tomar medidas hasta que la Justicia disponga” reconoció.

La existencia de esa nota firmada por la secretaria de Niñez, Adolescencia y Familia, Cecilia Florentin, ya había sido adelantada por TiempoSur en su publicación del 16 de agosto.

Precisamente ayer, los concejales se habían reunido en un plenario donde trataron el asunto de Martínez, que desde hace más de diez días, según Aybar “está haciendo gestiones en Buenos Aires”. En ese encuentro se definió enviarle una nota al Juzgado de Instrucción Nº1 que conduce Mario Albarrán, para que informe de qué se acusa al concejal de Cambiemos.

Al parecer el presidente del Deliberante no quedó conforme con que lo hubiesen informado oficialmente a través de un área que defiende los derechos de las menores en cuestión, sino que también necesita que la Justicia le diga qué hacer.

No es así cómo se comportan otros organismos, como por ejemplo el ámbito educativo, donde por ejemplo ayer el director de educación de la zona norte, Alejandro Maidana, confirmó la separación preventiva del cargo, a un docente acusado de acoso sexual, una figura todavía más leve que el abuso simple, según el Código Penal.

Quien ayer también emitió su opinión sobre el asunto fue el concejal opositor Pablo Calicate. Para él el asunto no puede ser comparado con otras denuncias del ámbito político y marcó distancia de las declaraciones del Presidente del cuerpo legislativo local.

“Es cierto que hay que resguardar el principio de inocencia de todos los ciudadanos, ostente el cargo que fuera, pero entiendo que acá hay un derecho superior que no puede ser violentado, y es el de las menores que aparentemente estarían acusando al Concejal”.

Calicate reconoció que no es un tema grato para la opinión pública y “mucho menos para los concejales que fuimos elegidos por el voto de los caletenses”. Aun así “hay asuntos que me parece que son graves y en los que no podemos hacernos los desentendidos, y mucho menos ser incapaces de tener una mirada de género haciendo que no pasa nada, en tiempos donde las mujeres nos muestran que quieren ser escuchadas frente a este tipo de delitos. Ojalá no sea el caso y esto sea un malentendido”.

En este sentido, Calicate no quiso adelantar su posición en la sesión que tendrá lugar el 30 de agosto, donde todavía existe la posibilidad de solicitar que Martínez deje su banca hasta tanto se esclarezca el asunto.

Los dichos del concejal del bloque PJ-FPV, van en sintonía con lo que dijo el diputado por Municipio de Caleta Olivia, Sergio Bucci en declaraciones a Tiempo FM.

Según había manifestado,  los concejales debieran suspender en el cargo a Martínez “hasta que se aclare la situación, es lo mínimo que se puede hacer; la verdad que deja mucho que desear con la forma en que trabaja, yo no estoy contento con su actuar y no me representa. Es muy grave que un representante de la localidad esté involucrado en algo así”.

Vale recordar que el mismo día que este diario puso en tapa las denuncias por presunto manoseo a menores, Martínez envió un spot casero, lanzando su candidatura como Intendente de Caleta Olivia 2019, en durísimos términos contra el intendente Facundo Prades, donde se ven las imágenes de la cámara oculta contra del jefe comunal, en contraste con un Martínez que dialoga con vecinos.

Las denuncias contra el concejal Martínez son dos. La primera habría sido presentada por una adolescente en forma previa a su asunción, y la segunda fue hace algunas semanas pero el hecho habría ocurrido en el mes de abril. La última denuncia fue presentada por la madre de una menor, a quien Martínez tendría como asesora con la promesa de contratarla cuando cumpliese los 18 años. Se dio intervención a las Defensoría del Menor y desde la Fiscalía se habría solicitado la realización de una Cámara Gesell.