Salud

Para APROSA lo que pasa en Truncado es la triste realidad de la Salud de Santa Cruz

La secretaria General, Andrea Pérez, junto al secretario tesorero, Juan Ponce, se reunieron con trabajadores del hospital de Truncado, quienes testimoniaron la "compleja realidad laboral" luego del incendio y posterior inundación del nosocomio.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Esta mañana, Andrea Pérez y Juan Ponce, mantuvieron un encuentro con profesionales de la salud del hospital de Pico Truncado para describir el contexto laboral con el que deben convivir todos los días y el cual, limita, y pone en "carencia" a los habituales procedimientos que se requieren para un servicio normal de salud pública.

 

Sin lugar a dudas que el incendio que sufrió parte del nocosomio y la inundación en el sector de rayos, profundizó aún más, el mal estado de sus instalaciones, poniendo en riesgo, no tan sólo la atención al vecino, sino que además, exponiendo al trabajador en un ambiente, donde no se respetan las condiciones mínimas de seguridad, que un centro hospitalario amerita cumplir. Sumado a esto y como contraproducente, es la desarticulación de sus servicios y lo engorroso que significa para el paciente, ya que los consultorios externos funcionan en un ex hotel de la ciudad a varias cuadras del nosocomio, como así también el área de odontología, dentro de un centro de salud.

 

La reunión se dio en primer término con los trabajadores del sector de laboratorio, quienes detallaron cada una de las travesías y limitaciones laborales a las que se enfrentan cotidianamente, dentro de un contexto de incertidumbre e injusticia, que emergen principalmente, de una distribución difusa con el pago de guardias, y que generan inmensas brechas salariales lejos de poder encontrarle explicación.

 

SIN SEGURIDAD

Asimismo, la reunión también permitió entrar en diálogo con el personal de rayos, sector afectado por una doble inundación de una de sus superficies, y que fuera parchada con material en seco, que lejos está de brindar las condiciones de seguridad para un trabajador que merece protección ante las fuentes radiactivas. Similar situación, se da en el espacio anexo, donde se practican las mamografías, cuyas paredes son de durlok y abiertas, con cables a la interperie, y sin medidas preventivas para hacer frente a esta exposición. "De las seis trabajadoras que fuimos mamas en este servicio-remarcó una de ellas- nuestros hijos nacieron con problemas de salud, que según entendemos, derivan por tener contacto con esta clase radicación, describió la profesional quien a su vez detallaba las inmensas manchas humedad en el lugar donde los pacientes se realizan las radiografías.

 

Al término del encuentro la secretaria general, Andrea Pérez, comentó que "lo que vive el hospital de Pico Truncado es una expresión de lo que le sucede a la salud pública de Santa Cruz", con un sistema totalmente desorganizado y a la deriva, sin prioridades y con situaciones que más allá de cada lugar, se repiten. En este sentido, la referente expresó que cuando APROSA reclama por paritarias no es tan soló para hablar de condiciones económicas, sino para marcar cada una de las falencias que vemos al recorrer los nosocomio y que ningún funcionario se propone darle alguna solución, indicaron.

 

PARO

Desde el gremio indicaron, que esta mañana se realizó la presentanción en el ministerio de trabajo para informar que a partir de este miércoles 22 hasta el 29 de agosto, los profesionales de la salud estarán en medida de fuerza, en virtud de un nuevo pedido para que la autoridad laboral, bajo la directiva del ejecutivo provincial, se de apertura a la paritaria sectorial para discutir condiciones laborales y poder terminar con los dos años de congelamiento salarial que sufren los trabajadores. La medida tendrá efecto en todos los hospitales provinciales, puestos sanitarios, centros de salud y delegaciones de la caja de servicios sociales.

Fuente: La Vanguardia del Sur


COMENTARIOS