Conflicto salarial

Se postergó la paritaria municipal

La mesa de negociación salarial se iba a realizar mañana. Sin embargo, la Municipalidad adhirió al asueto previsto para el 17 de agosto. Los trabajadores del SIPEM, en tanto, continúan con retención de servicios por mejoras salariales y laborales.

Desde el SIPEM afirmaron que algunos trabajadores ya pasaron a la órbita municipal. (C. R)
COMPARTÍ ESTA NOTA

Los agentes comunales continúan con medidas de fuerza en reclamo por un 35% de aumento en sus salarios, y en este marco de paro general estaban aguardando la llegada del día viernes, jornada en la que estaba prevista la continuidad de las negociaciones con el Ejecutivo comunal.

No obstante, esta reunión del 17 fue suspendida a pedido de la propia Intendencia, dado que la comuna adhiere al asueto dispuesto para este viernes, día de asueto administrativo, medida adoptada es en concordancia al Decreto N°724/18 lanzado por el Ejecutivo provincial.

Fue el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales los que comunicaron la postergación de la paritaria, indicando que la discusión será reprogramada para el lunes 27 de agosto.

El SOEM decidió en asamblea aceptar el ofrecimiento de la Comuna, que es de un 5%  de aumento en blanco. Es a cuenta y con la condición de que la paritaria continúe abierta para que siga la discusión y así lograr la recomposición salarial que solicitan del 35% o al menos llegar al techo que impuso la Nación del 20%.

 

Sin estacionamiento medido

Por otro lado, vale mencionar que los empelados del SIPEM están desde la semana pasada con retención de servicios en reclamo al pago de haberes de julio y mejoras laborales.

Desde el sector informaron que el martes mantuvieron una reunión con el secretario de Hacienda, Leandro Fadul y el secretario de Gobierno, Jorge Caminiti, quienes se comprometieron a pagar los haberes, pero no se concretó.

Al respecto, la vocera de los trabajadores, Solange Jaque, precisó que son 135 los empleados del SIPEM, y que solo le abonaron el sueldo a unos 15.  

“Pedimos estabilidad laboral y una categoría municipal para poder afiliarnos al SOEM. También requerimos mejoras en el edificio del SIPEM”, afirmó Jaque en declaraciones a Tiempo FM. “Somos 120 familias que no tenemos para comer, y ahora más que se acerca del fin de semana largo”. Por otro lado, confirmó que “algunos compañeros ingresaron al Municipio”.