Irregularidades

Ambiente observó la obra de la Cuenca Sarmiento y multó al Municipio por el vaciadero

No han sido semanas fáciles para el Ejecutivo Municipal y con el correr de los días se van abriendo nuevos frentes para la gestión Giubetich. TiempoSur pudo conocer que la Secretaría de Medioambiente de la Provincia quiso clausurar la obra de la Cuenca Sarmiento, la cual por estas horas muestra cierta quietud. Además, la Municipalidad fue multada con un millón por irregularidades en el vaciadero.

Así se encuentra la obra hoy (C.G)
COMPARTÍ ESTA NOTA

Continúan las malas noticias para el intendente Roberto Giubetich. La obra tal vez más esperada por su gestión es la que por estas horas presenta un nuevo inconveniente administrativo, lo que generaría la presentación de un sumario por parte de la cartera ambiental de la provincia.

El pasado 2 de julio el intendente Roberto Giubetich, acompañado por los integrantes de su gabinete, se hizo presente en la Plaza de la República donde comenzaron los trabajos de desvinculación de las redes pluviales y cloacales de la Cuenca Sarmiento, lo que solucionará parte importante de las inundaciones de la ciudad, una deuda histórica con los vecinos, y si bien la obra avanza, presentaría un nuevo traspié en la gestión que comenzó en 2015.

Según pudo confirmar TiempoSur, en las últimas horas la Secretaría de Ambiente de Santa Cruz manifestó sus intenciones de clausurar la obra que hoy tiene su epicentro en la costanera local. Esto se debe, según explicaron desde la cartera ambiental a que “el Municipio inició la obra sin presentar el estudio de impacto ambiental”, el cual fue presentado en el transcurso de la semana pasada y “se encuentra en evaluación”.

Lo manifestado desde la Secretaría provincial, es que no se procedió a la clausura de la obra “por el estado crítico de emergencia sanitaria en el que está la ciudad y la necesidad de contar con los pluviales funcionando cuanto antes”, aunque adelantaron que “de todas maneras se va a iniciar un sumario contra el Municipio por esta falta”.

Si bien TiempoSur ha podido dar cuentas que la medida no habría caído de la mejor forma en el Ejecutivo, al cierre de esta edición no logramos comunicarnos con funcionarios de primera línea que pudieran aclarar los pasos que tomará el Municipio.

Multa por el vaciadero

Otro de los problemas graves que tiene la Municipalidad de Río Gallegos radica en la imposibilidad de poder desarrollar un programa eficiente de gestión de residuos solidos urbanos, una demanda que en los últimos meses ha tomado mayor relevancia tras la creación de la Comisión por el Media Ambiente, colectivo que ha reactivado el reclamo por el traslado del vaciadero municipal, obra que se encuentra momentáneamente paralizada a raíz de la judicialización que ya es de público conocimiento.

En este sentido, si bien el secretario de Gobierno Jorge Caminitti ha declarado a nuestro medio que uno de los principales objetivos de la gestión es concluir con la obra de instalación de la planta enfardadora y compactadora en el actual vaciadero, paso importante para el posterior traslado, lo cierto es que la problemática convive con los vecinos de la ciudad, sin obtener demasiadas respuestas hasta el momento.    

Respecto de la multa, desde la Secretaría de Medioambiente confirmaron que “fue impuesta por no presentar la auditoría ambiental del actual vaciadero, además de los incendios reiterados en el predio y los daños que eso genera a la salud de la población y el ambiente”.

 


COMENTARIOS