Conflicto salarial

El SOEM denunció que la Intendencia sigue operando para ensuciar la lucha municipal

La Municipalidad radicó una denuncia en la Seccional Tercera por amenazas y agresión a dos empleados de un dispensario que no adhirieron a las medidas de fuerza. El Sindicato tildó la acusación de difamatoria; de todos modos hará sus averiguaciones.

Salud Pública cerró las instalaciones hasta que se garantice la seguridad. (C.G)
COMPARTÍ ESTA NOTA

A través de un comunicado de prensa, la Municipalidad de Río Gallegos en el día de ayer informó que dos personas encapuchadas ingresaron al Dispensario Municipal Pablo Borelli, de calle Costa Rica y Las Heras, y amedrentaron al personal. Según indicaron estos desconocidos amenazaron a los trabajadores que se encontraban trabajando.

La versión oficial da cuenta que estos sujetos les dijeron a los agentes que si no se adherían al paro del SOEM les romperían sus autos particulares. Incluso, en medio del incidente, uno de los agentes fue empujado contra la pared.

Ante estos hechos -prosiguió relatando el comunicado- la Dirección de Salud Pública de la Municipalidad decidió cerrar las instalaciones hasta tanto se arbitren las medidas necesarias para asegurar el derecho a trabajar del personal de este centro sanitario. Asimismo, se comunicó que las denuncias pertinentes se realizaron en la Comisaría Tercera de Río Gallegos.

TiempoSur pudo conocer que el episodio aconteció a las 09:00, y tomó intervención el Juzgado N°1. El agente comunal que fue agredido -según indicó la Municipalidad- se trató de una mujer, pero que no presentó lesiones. Continuará la investigación; y hasta el momento se recabaron testimonios. Habrá patrullajes por el lugar. Se supo además que miembros de la Comisión sindical al cierre de esta edición no se habían acercado a la Comisaría para tomar contacto con la denuncia. 

 

Historial de denuncias

Cabe recordar que una de las primeras  denuncias por vandalismo y amenazas que efectuó la Municipalidad en el marco del actual conflicto datan de marzo pasado cuando las tareas de limpieza y retiro de residuos domiciliarios se vio afectado -expusieron- por hechos que afectaron la flota pesada y liviana del área de Corralones. Posteriormente, hubo otro episodio que demandó intervención policial: sucedió a fines de mayo, y según lo que se anunció en la Comisaría Segunda, personal de Hacienda y Patrocinio fueron secuestrados y agredidos por encapuchados. En aquel momento el Municipio manifestó que éste no fue un hecho aislado, ya que días atrás un grupo de manifestantes protagonizó serios incidentes en el edificio de la Municipalidad, en donde rompieron vidrios y arrojaron bombas de estruendo cuando en el lugar había trabajadores y contribuyentes.

Además, se registró otro episodio en Obras Públicas, en donde encapuchados tiraron petardos y bombas de humo.

 

Repudio

Tras esta denuncia, salió la Comisión Directiva del SOEM, la cual se desligó de los supuestos hechos sucedidos en el Dispensario Borelli, sosteniendo: “Es evidente la operación de prensa para ensuciar la lucha”. También mediante un comunicado expusieron que se efectuó un recorrido por lo sectores para medir la adhesión al paro, momento en el que pudieron constatar que se está realizando con total normalidad y libertad para aquellos trabajadores que quieran adherir o no a la medida.

Asimismo, añadieron: “Si el hecho existió vamos a dialogar con los trabajadores del sector para poder escuchar la palabra de los compañeros”.

Finalmente desde el SOEM remarcan: "Rechazamos y sabemos muy bien que esto es una puesta en escena y que es parte de una estrategia sistemática por parte del Ejecutivo municipal en querer ensuciar la lucha del conjunto con esta clase de operaciones", puntualizando "lo llamativo es cómo hacen uso de las redes sociales y de los Facebook oficiales, a eso se dedican los genios del Marketing”. Finalmente expusieron que es lamentable que desde la Dirección de Salud Pública del Municipio se ponga en tela de juicio el derecho a trabajar.

 


COMENTARIOS