Debate por aborto legal

Grupo en contra del aborto quiere saber cómo accionaría la Justicia si se aprueba la ley

Se trata del grupo “Pro Vida”. Quieren saber qué “rol tendrán y cómo accionarán” los Juzgados del Menor. Realizan “mesas informativas” en los barrios.

“Mesa Informativa” realizada el viernes por la noche en la Escuela 33.
COMPARTÍ ESTA NOTA

“No hemos visto, ni he visto ningún  pronunciamiento o qué harán los defensores o Juzgado del Menor ante el aborto”, sostuvo la Pastora Silvia Colarte, que integra el Grupo Pro Vida en Río Gallegos. El sector, que espera que no se sancione la Ley de Interrupción Legal del Embarazo en el Senado y que tuvo media sanción en Diputados, quiere conocer “cómo funcionarán, qué rol tendrán y cómo actuarán y si serán partícipes de esta ley”. “Queremos saber si defenderán al no nacido”, indicó.

El viernes por la noche en la Escuela 33, el grupo llevó adelante su campaña mediante “mesas informativas”, compuesta por profesionales de la salud, abogados, psicólogos, etc., para dar a conocer en diversos barrios de la ciudad lo que supuestamente implicaría la aprobación de la ley.

“Se habló de las implicancias de la legalización del aborto, porque la ley tiene muchos puntos, y estamos aprendiendo todo lo concerniente a la ley”, señaló Colarte a TiempoSur.

Agregó que “es rica la información, estuvieron los profesiones y hay que informarse, además por todo lo concerniente a la salud”.

Todos los senadores santacruceños, Ana María Ianni (FPV), María Belén Tapia y Eduardo Costa (Cambiemos) están a favor de la ley.

Sin embargo, Colarte puso énfasis en el proyecto del senador neuquino Guillermo Pereyra. “El Senador planteó la adopción  antes que nazca el bebé”, sostuvo al marcar como una alternativa.

El proyecto en cuestión es de "protección de la mujer con embarazo no deseado" que modifica la ley de adopción para generar procesos de adopción sumarísimos en los casos de mujeres que no deseen continuar con la gestación "a partir de que la mujer tome conocimiento de su situación de embarazo".

Entre los fundamentos, Pereyra destacó  que “la vida es un don de Dios” y que “por su carácter sagrado, debe ser respetada”. Además que “el planteo a nivel social se presenta como una dicotomía entre 'Aborto legal' o 'Aborto clandestino' es falaz” y que “ambos son lo mismo en su consecuencia final, ninguno da una opción por la vida”. “Esta es una pesada herencia que tiene que cargar una mujer en esta situación”, indicó.

La propuesta establece que “menores de 13 años, mujeres embarazadas producto de una violación, adolescentes entre 13 y 16 años” y “mujeres con embarazos no deseados” puedan acceder a “realizar una adopción en proceso sumarísimo, a fin de resguardar cada una de las vidas”.

En el Senado se firmará el dictamen el 1º de agosto, para votarlo el 8 del mismo mes.


COMENTARIOS