Cuenca Sarmiento

Arrancó la obra que dejará en la memoria a las inundaciones

El Intendente riogalleguense ayer supervisó el inicio de la obra de mejoramiento del desagüe pluvial. Habló además sobre la paritaria del viernes y la nueva audiencia de conciliación con el SOEM en el Ministerio de Trabajo.  

Se estima que la obra demande unos 24 meses de ejecución, para la cual se intervendrán unas 70 cuadras del radio céntrico. (C.R)
COMPARTÍ ESTA NOTA

En horas del mediodía de ayer, en la Plaza de la República ubicada en la intersección de las calles Gobernador Lista y Sarmiento de la ciudad capital, el intendente Roberto Giubetich junto a su gabinete y legisladores nacionales y provinciales, dio detalles sobre los trabajos que se realizarán en los próximos 24 meses en el marco de la obra de mejoramiento del desagüe pluvial "Cuenca Sarmiento".

En este marco, el Jefe Comunal expuso que esta labor no es un anhelo de esta gestión, sino de toda una ciudad que verá resuelto en gran medida el problema de las inundaciones en el sector céntrico de la ciudad. Cabe mencionar que la que inició es una primera etapa de la obra, que posteriormente le dará paso a la "Cuenca Fitz Roy".

Rememoró que ésta es una obra que si bien estuvo planificada y licitada por el 2006-2007 quedó sin efecto, y ahora se logró que pueda ejecutarse con el financiamiento de la Secretaría de Recursos Hídricos de la Nación. Las labores incluyen la apertura de las zanjas para colocar los caños además de la repavimentación de las arterias que se verán afectadas. Asimismo, prevé la construcción de las colectoras laterales al caño central para ir resolviendo también los problemas de las arterias paralelas a calle Sarmiento. No es un dato menor mencionar que tanto Camuzzi como Servicios Públicos SE tendrán la posibilidad de efectuar mejoras en los sistemas que están instaurados en este antiguo sector de la ciudad. "Está diagramado para que las condiciones afecten lo menos posible a los vecinos", sostuvo.

En efecto el Intendente explicó que la obra incluye la rotura de los caños y la repavimentación y que se va a ir haciendo por tramos para perjudicar lo menos posible. En este sentido, indicó que el ripiado va a seguir hasta mediados de septiembre, donde se va a comenzar la repavimentación de cuadras que tengan caños conectados aunque advirtió que puede haber algún atraso por la interferencia con cañerías de agua, gas y cloaca.

"Estas cosas son obras necesarias para la ciudad y mejorar la calidad de vida del 60% de la zona céntrica de la ciudad", manifestó Giubetich.

Por su parte, la directora de Obras Públicas del Municipio, ingeniera Paola De Gaetano, detalló que se irá avanzando de 100 o 200 metros por mes, y en esta primera parte se colocará doble cañería, lo que demanda más tiempo. Mencionó que será desde Almirante Brown por unos 400 metros, que la peor lluvia y marea alta generará un reservorio. Posteriormente se colocará cañería simple hasta calle Banciella y sus adyacencias.

 

Esperar hasta el viernes

Aprovechando la oportunidad se le consultó a Giubetich sobre el conflicto municipal y la suspensión de las medidas de fuerza del sector, y al respecto dijo que lo urgente no tiene que tapar lo importante puntualizando que "éstas son obras importantes y el conflicto con SOEM son temas urgentes". Por último informó que el viernes 6 habrá una reunión paritaria con SOEM y ese será el momento en que se conozca la nueva oferta del Ejecutivo municipal, la que posteriormente será trasladada el miércoles 11 a la audiencia de conciliación con el Ministerio de Trabajo de la Nación.