Río Gallegos

Giubetich, los concejales y el “chascarrillo” de Costa

Se dice que el senador Costa le habría pedido al Giubetich que diera un paso al costado. El Intendente dice que el pedido estuvo, pero que fue apenas un chiste. Para los concejales del FPV, la desestabilización está en Cambiemos.

  • 20/06/2018 • 07:54
La relación entre los concejales del FPV y el Intendente no pasa por su mejor momento
COMPARTÍ ESTA NOTA

Por Sara Delgado

Mucho se especula después de la reunión del jueves pasado en Intendencia. Las comidillas de café, que corrieron como reguero de pólvora esa noche, dicen que el senador nacional, Eduardo Costa, vocero de Cambiemos en Santa Cruz, le habría pedido al intendente, Roberto Giubetich, que dé un paso al costado, para que los efectos de una mala gestión no afectaran su imagen.

¿Es cierto que te pidieron que te fueras, Roberto? Se le preguntó al Intendente, cuando el martes vino a Tiempo FM a repudiar el basurazo del SOEM, que lo disciplina con idéntico modus operandi que a Raúl Cantín en 2015.

“Sí, pero (lo que Costa dijo) fue como diciendo echa a todos los que te hacen quilombo, te tomás una licencia, y se queda Leguizamón para atajarlo…pero fue un chascarrillo” respondió Giubetich.

Pero lo que el Intendente reconoce que Costa dijo en esa reunión, no es todo, porque esa noche, también Giubetich hizo reproches.

“A veces nos sentimos un poco solos, no porque ellos nos dejen solos, sino en la capacidad de respuesta para gestionar algunas cosas, y lleguen en momento oportuno” reprochó el Intendente de Cambiemos, que vio cómo semanas atrás Nación le habilitó $60 millones al justicialista Javier Belloni para la planta de tratamiento de los residuos domiciliarios, cuando a él, desde 2015 le tienen bloqueada la cuenta donde hay $21 millones para el vaciadero.

Así, la lista es larga, entre obras anunciadas que no arrancaron, otras con leves movimientos empujadas por el golpear de puertas en los despachos porteños, algunas paradas como el Nido.

Es cierto que en la última semana el Intendente se puso adusto. El domingo en el izamiento habló de que lo quieren desestabilizar, en sintonía con lo que apenas horas antes había dicho la diputada costista, Roxana Reyes cuando habló de un “complot” del Gobierno de Kirchner y de La Cámpora.

El Intendente se vio en la necesidad de salir a frenar los golpes de un malestar generalizado que creció junto con el grupo de municipales envalentonados y metió a todos en la misma bolsa. Por eso ayer, los concejales de la oposición, Osvaldo Scippo y Martín Medvedovsky pusieron paños fríos al asunto.

“Estamos trabajando con el Gobierno Provincial, y el Ministerio de Gobierno para ver cómo le encontramos una puertita a esta crisis municipal terminal” dijo ayer Scippo, que volvió a criticar a la gestión, por no haber enviado a ningún funcionario a la reunión en la que alguien del Ejecutivo debió explicar los detalles de la Emergencia Sanitaria que se declaró hace dos semanas.

El Concejal se despegó de cualquier intento de desestabilizar al Intendente: “Muy lejos estamos de ponerle palos en la rueda”.

Medvedovsky dijo ayer que el Intendente cambió, que lejos está de ser aquel que les agradecía en las aperturas de sesiones por haberlo acompañado desde el Deliberante.

“Hasta el año pasado nos convocaba, nos habló de la situación económica, propuso herramientas y acompañamos. Hasta la autorización para el descubierto, había un diálogo para tirar ideas en una mesa” dijo Medvedovsky que, como, sin embargo “hoy tuvo un giro y quiere confrontar”.

Los concejales quieren que de inmediato se los convoque a una mesa para resolver un conflicto, que no es sólo financiero. De hecho, las últimas dos herramientas que el Ejecutivo les pidió, fueron la Emergencia Sanitaria, que salió sin detalles de cómo se lleva adelante, y el proyecto del leasing para comprar maquinarias que pone como garantías, al Casino.

“Cuando nos convocó el año pasado nos dijo que el Gobierno nacional le pedía un ajuste de un 30 por ciento de reducción de personal. Ayer dijo que Costa le dijo que eche gente, que se tome licencia, y que Leguizamón se haga a cargo del lío. Eso no es un chiste, no es casual y lo dijo”, repudió ayer Medvedovsky.

Giubetich prometió lo que no tenía y esperaba un ATN que nunca llegó. Así que si hay alguien que está atentando contra este gobierno municipal no es la Provincia.

Sin embargo, hay que decir que al menos públicamente Giubetich insiste con que no le pidieron que eche gente, sino con que achique el déficit, una empresa para la cual los despidos son la herramienta más utilizada por las administraciones de Cambiemos.

Por ahora, la forma de reducir fueron las bajas vegetativas y no entregar planta permanente desde 2015.


LEA ATENTAMENTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio de los términos y condiciones podrá ser denunciado para luego quedar eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación de los términos y condiciones.
COMENTÁ, ESTAS EN TiempoSur
Límite de caracteres: 1000
1 comentarios Recientes y 0 respuestas

Cansadacomentó:

Como vecina, asco caminar por la ciudad, pago impuestos q el municipio no cumple. Baches por doquier y ni hablar de la quema de basura o cubiertas. Pongánse a trabajar por favor!!!