Seguridad Vial

La ciudad con más víctimas fatales en accidentes de tránsito que la ruta

Durante el 2017 se registraron 39 siniestros con 46 víctimas fatales. La Agencia de Seguridad Vial destacó la implementación de la campaña Verano Vivo, que anualmente marcó una baja en accidentes. "Los operativos salvan vidas", remarcaron.

  • 07/06/2018 • 12:51
Desde la Agencia de Seguridad Vial apuntan a la labor coordinada con municipios para que disminuyan los accidentes fatales en la zona urbana. (C. R)
COMPARTÍ ESTA NOTA

La titular de la Agencia Provincial de Seguridad Vial Santa Cruz, María Sanz, y la directora provincial del Observatorio Vial, Verónica Forchino, en el día de ayer encabezaron una conferencia de prensa en Casa de Gobierno para exponer los datos estadísticos del 2017, y la evolución que ha tenido desde el 2014 hasta la fecha la campaña Verano Vivo. En este marco se destacaron los buenos resultados que ha tenido la campaña desde su puesta en marcha. Asimismo, se destacó que los accidentes con víctimas fatales de este 2017 fueron de 46 muertos contra los 47 registrados en 2016. Sobre este último punto sostuvieron que no es una gran diferencia, pero es un pequeño paso que marca la pauta de que todos los actores con toma de decisión deben trabajar de forma articulada para que esta tendencia siga bajando año a año.

 

Tendencia en baja

El Observatorio analizó los datos de Verano Vivo en base al total de siniestros con víctimas fatales, y lo que se pudo observar es que los totales durante este periodo han disminuido, es decir, hubo menos fallecidos tanto en rutas como en ejido urbano.

En cuanto a las rutas -detallaron- se observó la efectividad de la presencia de operativos de control y fiscalización. Tal es así que durante los meses de enero y febrero de 2018 no hubo fallecidos en rutas santacruceñas: "Los operativos salvan vidas", dijeron.

No obstante, la diferencia se dio en el ámbito del ejido urbano. Desde el 2014 a esta parte sí aumentó la cantidad de víctimas fatales, por lo cual las funcionarias remarcaron que esto denota la necesidad de articular acciones con los municipios para que esta penosa tendencia cambie.

Indicaron que para realizar estos comparativos se trabajó con la tasa de variación de una campaña a otra y se observó una disminución del 63% de víctimas fatales en ruta de un año a otro, y una baja total del inicio de Verano Vivo en 2014 a la última campaña (diciembre de 2017-marzo de 2018) del 35%.

 

Fatalidad

En cuanto a las estadísticas de 2017 sobre accidentes de tránsitos con víctimas fatales indicaron que la mayor proporción de los mismos correspondió a vuelcos, tanto en ejido urbano como en ruta. De este dato las especialistas sostuvieron que se desprende un factor importante: el exceso de velocidad. En la ciudad con todas sus normativas de tránsito hay accidentes, y en las rutas también si se toma en cuenta que la mayoría de los accidentes tuvieron lugar en tramos rectos en una temporada no invernal.

Del desglosado mencionaron que mensualmente se registraron en promedio tres siniestros con víctimas fatales con picos entre los meses de febrero a abril. Una vez más fue la ciudad la que más accidentes presentó.

La Ruta Nacional N°3 fue la vía que más accidentes tuvo durante el año pasado. No obstante, un dato que alarmó a la Agencia de Seguridad Vial es que la Ruta Nacional N°43 fue la segunda, y tiene menos circulación y menos longitud que la nacional. Esta es una ruta de peligrosidad alta, puntualizaron, motivo por el cual remarcaron que se deben aplicar medidas para disminuir accidentes.

Río Gallegos lidera el ranking en relación a accidentes con víctimas fatales: 3,6% en comparación con el 1,5% de Caleta Olivia.

Los días que más registraron accidentes en el ejido urbano fueron de viernes a domingo (inclusive) en el horario de 00:00 a 09:00, llevándose el 90% de los casos.

El rango etario de las víctimas fatales marcó una media de 35 a 55 años. Sin embargo, también hay un dato que preocupa y es la gran cantidad de niños que fallecieron de 0 a 5 años; afirmaron que los menores de edad que perdieron la vida en accidentes no estaban usando el sistema de retención infantil: "No es una opción usar cinturón o poner a los niños es sillita, es una obligación", manifestaron.

Por otro lado, lo que indicaron es que la tasa de mortalidad en 2017 fue del 13,26%, lo que marcó trece fallecidos cada cien mil habitantes. Las funcionarias destacaron que es un número que posiciona a Santa Cruz muy por debajo de la media nacional. No obstante, se debe seguir trabajando en seguridad vial.

 


LEA ATENTAMENTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio de los términos y condiciones podrá ser denunciado para luego quedar eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación de los términos y condiciones.
COMENTÁ, ESTAS EN TiempoSur
Límite de caracteres: 1000