Un caso atípico, mal abordado

El bebé de la clínica

Nació, fue fotografiado y hasta le pusieron un “nombre” en la clínica cuando creían que había sido abandonado. Intervino la Justicia y la semana pasada  fue dado en adopción. Hoy cumple dos meses.

  • 16/05/2018 • 09:52
La semana pasada fue adoptado por una familia.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Hace dos meses nació y por ignorancia y desconocimiento de empleados de la clínica privada, viralizaron su imagen en las redes sociales porque supuestamente había sido “abandonado”. Hasta le pusieron un “nombre”.

Hubo videos, mensajes por WhatsApp y una  colecta de pañales y regalos que dejaron vecinos en la confitería de la clínica. Todo fue con “buenas intenciones”, pero se eludió un protocolo y la privacidad del menor vulnerable.

“Es como si entrás a operarte al quirófano y te sacan una foto y se desparrama la imagen por ahí”, advirtió en esos días el Juez del Menor y la Familia, Dr. Antonio Andrade, quien intervino desde el primer día.

Se conoció al poco tiempo que la madre  biológica había dado su consentimiento  para entregarlo en adopción. Con la Justicia, los tiempos comenzaron a correr, la misma contaba con 45 días para iniciar el proceso de guarda con adopción.

A pedido del supuesto padre, se realizó  un ADN, mientras el niño estuvo en una familia solidaria.

Si era el padre biológico se debía analizar si estaba en condiciones de hacerse cargo.

Los resultados dieron negativo. Se descartó la familia ampliada e inició el proceso de adoptabilidad.

Intervino el área de Infancia de la municipalidad y se analizaron los legajos de posibles familias adoptantes de forma cronológica.

Intervino un equipo multidisplinario, y se valoraron diversos puntos para elegir la familia que finalmente la semana pasada lo adoptó.

No fue una situación “común” en Río Gallegos, en donde una mujer expone su voluntad de entregarlo en adopción.

En los 9 años del Juez Andrade, es el sexto caso de características similares.

Hoy cumple dos meses.

TAGS