Opera con la centolla

Denuncian por discriminación y explotación laboral a empresa

La denuncia fue radicada contra la empresa Foods Partners Patagonia ante la Delegación de Prefectura Naval Argentina de San Julián y la oficina de la Secretaría de Trabajo Provincial en esa localidad por un tripulante. Ante la gravedad de los hechos el SOMU analiza iniciar una causa penal por explotación.

Denuncia radicada por el tripulante del Patagonia.
COMPARTÍ ESTA NOTA

La denuncia sin precedentes fue radicada contra la empresa Foods Partners Patagonia ante la Delegación de Prefectura Naval  Argentina de San Julián y ante la oficina de la Secretaría de Trabajo Provincial en esa localidad por un tripulante que navegó durante algunas mareas en el Patagonia, uno de los barcos de la compañía y pidió mantener su nombre en reserva por temor a represalias. Ante la gravedad de los hechos el SOMU analiza iniciar una causa penal por explotación y pedir a la provincia de Santa Cruz la baja de los dos permisos de pesca.

La denuncia narra una serie de vicisitudes que debe atravesar la tripulación durante las mareas que duran entre 5 y 7 días pese a que la normativa vigente solo admite 3 días.

Según el documento, los marineros son sometidos a trabajo esclavo debiendo trabajar hasta 20 horas sin descanso donde los horarios de la comida no se respetan.

Además de evidenciar groseros incumplimientos al Convenio Colectivo de Trabajo, la denuncia da cuenta del temor que sienten los trabajadores de contraer enfermedades por el avanzado estado de descomposición de la carnada que emplean y la manipulación de la misma sin barbijos.

Sumado a ello el magro sueldo que perciben y las arriesgadas maniobras que deben realizar en el estibaje de las trampas en columnas de hasta 70 unidades, y el inexplicable hecho de querer izar las líneas de pesca una tras otras subiendo de hasta 200 trampas a la vez.

El denunciante revela en el documento que, el hostigamiento, la discriminación y la explotación laboral se ponía en marcha mediante amenazas explícitas de desembarco, la no contratación y la amenaza de no ser embarcado en campañas de langostino próximas a comenzar.

Además de la denuncia se supo que existiría abundante material fílmico que respaldaría el testimonio brindado por el tripulante.

Tras tomar conocimiento de la denuncia y ante el temor de ser sometido a una inspección solicitada por el SOMU, el barco Patagonia que había ingresado al puerto de Caleta Paula, se fugó en horas de la madrugada dejando sin embarque a un marinero deseadense que había sido apalabrado por la empresa para realizar una marea.

Cabe acotar que Food Patnners a fines del 2017 saltó a la portada de los medios  nacionales por un escandaloso audio donde su gerente y propietario en diálogo con un taxista, dijo haberle pagado a funcionarios, presuntamente de la Provincia del Chubut una suculenta coima por permisos pesqueros, aunque esto fue negado de plano por las autoridades de esa provincia. (Fuente y foto: Mar & Pesca)