YCRT

"La gente no puede permitir este crimen social con esta cantidad de despidos"

Así lo expresó Miguel Páez, secretario general de ATE Río Turbio, quien dio un panorama de la situación y lo sucedido ayer cuando se movilizaron para solicitar una mesa de diálogo. Apuntó a los funcionarios de la empresa y también a Costa y Reyes ante su ausencia en el conflicto.  

COMPARTÍ ESTA NOTA

Luego de la masiva marcha de dirigentes, trabajadores, familias y vecinos que se movilizaron en la tarde de ayer en Río Turbio para solicitar retrotraer los telegramas de despido y cesar con los mismos; hoy continúan en alerta porque la angustiante situación se podría profundizar aún más en YCRT. 

En diálogo con Tiempo FM, Miguel Páez -secretario general de ATE Río Turbio- dio cuenta que ayer hicieron "todo lo que pudimos hacer para forzar una mesa de diálogo", poniendo en relieve que "muchas familias están en una situación de crisis porque se han quedado sin su fuente de trabajo, sin ningún tipo de motivo".

"Nos recibieron y nos dieron una serie de respuestas, nosotros dijimos que esta situación se va a desbordar si no se resuelve de manera inmediata", afirmó Páez, pero él entiende que, más allá de la suposición al diálogo "están midiendo la temperatura de la gente". En tal sentido, sostuvo que "la gente no puede permitir este crimen social con esta cantidad de despidos". 

Telegramas

El secretario de ATE Río Turbio indicó que en el diálogo que tuvieron ayer, el interventor les dijo que "los compañeros que tienen telegrama en mano pueden ir a marcar hasta tanto se habilite la mesa de diálogo, supeditado al lunes o martes", señalando que todavía no tendrían una desvinculación total de la empresa. De igual modo, remarcó que tratan de poner un límite a los despidos.  

Según lo informó Páez, serían más de 400 telegramas de despido. "Esto es una masacre y son despidos indiscriminados", remarcó que no eran personas con despido justificado ya que, entre ellos, hay  embarazadas, personas con tratamiento oncológico, muchos sin manchas en el legajo, ingenieros, algunos a 4 meses de jubilarse, delegados con fueros gremiales, entre otros.

"Todo el tiempo estaban hostigando y presionando al compañero para el retiro voluntario", manifestó el referente gremial, entendiendo que "te vas con unos mangos o te vas sin plata". Así, puso en relieve que el despido es arbitrario, pero puede tardar meses o más de un año en resolverse en la justicia. "Eso no se paga en el costo político diciendo ´acá no se está echando a nadie, se fueron solos´"

Asimismo, dejó en claro que "esto es un plan de ajuste", ya que "cuando ellos asumieron habían casi 3 mil trabajadores en la empresa".  

"Margaritas en Caimán"

Miguel Páez remarcó que han tratado de hablar con el senador Eduardo Costa y con la diputada nacional Roxana Reyes, ante la situación existente y solicitando gestiones. 

Dio cuenta que le entregaron documentación pero que "nunca nos dieron la oportunidad de saber qué presentaron a la empresa". Por ello, dejó en claro que el senador Costa "acá en Santa Cruz es el principal responsable de lo que está pasando". Incluso fue más duro, al indicar que quiso comunicarse con el pero le habrían comunicado que estaría de vacaciones: "Mientras él está tomando una margarita en las Islas Caimán, nosotros estamos en esta situación". 
 
Por su parte, también señaló a la diputada Reyes al señalar que "no tiene ni idea de lo que está pasando acá o no tiene intenciones de decirle lo que pasa a la gente".