Institucionales

Lerena: “Fue muy especial”

El presidente del club Independiente, Jorge Lerena, habló con TiempoSur . En la charla se encargó de destacar que este 2017 fue distinto para el rojo. No sólo por haber sido el año en que la entidad celebró sus Bodas de Oro sino por el crecimiento que tuvo en todos los aspectos. Desde lo social, deportivo y hasta lo institucional. El máximo referente del club de la calle Alvear también hizo referencia a su rol como dirigente y a lo que se viene en el 2018. 

Jorge y Pablo, dos de los que hicieron resurgir al rojo.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Independiente cerró, quizás, su mejor año. Para los ajenos, sin dudas que lo fue. Para los propios, tal vez hubo otros. No en este siglo. La institución está renovada. Desde lo deportivo hasta lo social. La oferta se duplicó o más aún. Y con una mayor propuesta de actividades creció sustancialmente la cantidad de socios. También hubo mejoras evidentes, sólo basta pasar por la puerta del club o bien entrar al mismo, en lo que respecta a su infraestructura. Todo esto sucedió en este último tiempo y en especial en este 2017. Año que no pasó desapercibido por ningún motivo. Porque para colmo, fue el año en que el club cumplió sus Bodas de Oro. De ahí que no podía terminar el mismo sin la palabra del presidente del rojo. Jorge Lerena, hizo su balance de lo que fue entonces una temporada distinta. También se refirió a su rol de dirigente y hasta se tomó un tiempo para agradecer y mandar alguna que otra salutación. Todo esto, en esta nota que el máximo referente de Independiente le dio a TiempoSur.   

 

- Este año fue especial por lo que significó el aniversario 50 del club, ¿cuál es el balance que hacés del mismo?

En realidad fue muy especial. Con Pablo Pérez, mi compañero y amigo en esta locura de conducir un club deportivo, cuando nos sentamos a pensar lo que sería el 2017 y cómo haríamos frente al cincuentenario, empezamos a recorrer la historia para ver de qué forma podíamos devolverles algo a las personas que hicieron y hacen cosas por esta institución. Todos, dejando muchas horas de su vida como Gumercindo Pacheco, “Flecha” Vera, Javier Águila, “Cacho” Guerrero, Javier Rojas, Claudio Barcia y muchos otros más. Hicimos una reunión muy sencilla, en la que nos dimos el gusto de reconocer su tarea y aporte y hacerles, además, un pequeño homenaje. Estamos muy contentos de haberlos podido tener esa noche con nosotros brindando y compartiendo un grato momento donde nos llenaron de historias. Todas las escuelas del club se propusieron y consiguieron organizar distintos encuentros y torneos, conmemorando nuestro aniversario.

 

- Un año como el que tuvieron se planifica mucho tiempo antes, ¿salió todo cómo lo pensaron? ¿Pudieron hacer todo lo planificado o les quedó algo pendiente?

Todos son distintos. Cada uno tiene su grado de dificultad pero también de satisfacción. Lo primero que nos propusimos fue continuar con el proyecto inicial de ofrecer cada vez más actividades, tanto en ofertas deportivas como sociales y recreativas dentro del club. Esto lo conseguimos incorporando la gimnasia deportiva y el bádminton, por ejemplo. En cuanto a lo social, a un grupo de señoras, que no tenían un espacio físico, les ofrecimos el quincho de la institución y tres veces por semana estas dictan talleres de tejido y costura. Todo esto trae más trabajo porque estamos hablando que se incrementó la matrícula de socios en más de 100 chicos. Obviamente nos quedan cosas por hacer. Creo que son más que las que hicimos pero estamos muy conformes con cómo estamos transitando este camino. Nuestra gran deuda es no haber podido terminar la cancha para futbol infantil de césped sintético pero queremos inaugurarla antes del invierno del año que viene. Confiamos en lograrlo.

 

- ¿Qué fue lo mejor de este año?

Dirigencialmente, creemos que fue poder seguir fortaleciendo el trabajo que comenzamos hace tres años. Este se ve traducido en un crecimiento constante de las distintas escuelas que funcionan en el club. A nivel deportivo, también fue muy importante el año para el fútbol infantil. Pudimos ser protagonistas en varias categorías de los torneos organizados por la Liga Sur. Más allá de eso, destacamos el crecimiento deportivo de los chicos, este gracias al trabajo de todos los profesores. En básquet formativo salimos campeones y subcampeones en las distintas categorías de la Liga Centro. En bádminton, se participó por primera vez en los Juegos Evita mientras que en gimnasia deportiva, se participó en torneos nacionales e internacionales. Por último, el minivoley tuvo varios encuentros de nivel local.

 

- ¿Cómo viene el 2018? ¿Qué proyectos hay a nivel club?

Como dije antes, nos espera una temporada en la que queremos fortalecer todo lo hecho hasta ahora. Potenciar aún más cada una de las actividades. En lo que a infraestructura se refiere, el objetivo principal es poder terminar la cancha de fútbol infantil. Por último, en lo deportivo, queremos aumentar la cantidad de torneos en los que participar con las distintas disciplinas. Esto, tanto a nivel local como regional.

 

- Este es tu segundo período al frente del club, ¿qué diferencias notás que hay entre este y el anterior?

Es difícil contestar esto pero creemos que en este último período le dimos mucha importancia al mejoramiento y mantenimiento de nuestra sede social. Por ejemplo, en el edificio de la calle Alvear, se hizo toda la instalación de agua del segundo piso a nuevo, obras que no se ven pero que son fundamentales para brindar un buen servicio al socio. Se renovó casi por completo la instalación eléctrica de todo el edificio cambiando todo por nueva iluminación Led, esto en confitería, entrada y pasillos. También, lentamente, comenzamos a renovar los reflectores del gimnasio del segundo piso. Estamos colocando otros con nueva tecnología, que nos brindan un ahorro de energía y a la vez una mejor iluminación. El Instituto de Desarrollo Urbano y Vivienda nos dio una mano enorme reparando y modernizando la entrada y vereda del club, que estaba muy deteriorada. Actualmente luce como en sus mejores épocas. También se pintaron las canchas de ambos gimnasios y se compraron materiales e indumentaria para las escuelas del club.

 

- ¿Qué es lo que más disfrutás como presidente?

En realidad cuando uno se mete en este ambiente algo que siempre hablamos con Pablo, es que lo que más se disfruta es estar con gente que desinteresadamente, sin ningún objetivo o egoísmo personal, se entrega de manera completa para construir un lugar mejor. Un sitio en donde un montón de chicos puedan ir a divertirse y disfrutar de una vida sana, haciendo deportes y saliendo de la calle o de estar sentado frente a una computadora. Todo esto sumado a los sanos valores que el deporte les enseña y aporta a los chicos.

Lo que por ahí nos cuesta y nos da un poquito de bronca es no poder hacer más cosas por los socios, brindarles más  comodidad a los padres que acompañan a sus hijos. Gracias a Dios, lo entienden y pese a todo, te alientan a seguir.

 

- ¿Y lo que menos?

Desde lo personal disfruto todo lo que hago como presidente del club porque de todo se aprende y se crece como persona. Ni que hablar como dirigente. Sí duele un poco, por ahí, el desilusionarse cuando ves que hay personas o instituciones que ponen sus objetivos personales por encima del colectivo.

 

- ¿Qué esperás de vos como presidente para el 2018?

Yo no tengo ningún objetivo personal y lo único que espero es poder devolver toda la confianza que los papás ponen en nosotros cuando nos dejan a sus hijos. Si los chicos se van con una sonrisa, entonces nosotros cumplimos nuestro objetivo.

 

Agradecimientos

El trabajo hecho, particularmente este año, fue mucho y bueno. Pero nada de éstos hubiese sido posible sin la suma de manos. La de Lerena, por sí solo, no hubiesen alcanzado para afrontar de la manera que lo hicieron este 2017. Por eso, el presidente del rojo se tomó un instante para agradecer a los que de una manera u otra colaboraron para el gran año que vivió la entidad de la calle Alvear. “Para terminar quiero agradecer a toda la Comisión Directiva que me acompaña sobre todo Pablo Pérez, Javier Águila, “Flecha” Vera y Marcela Andrade, quienes trabajan todos los días con la misma idea nuestra para que el club siga adelante. También hacer extensivo esto a todos y cada uno de los profesores que cuidan y acompañan a los chicos en todo el crecimiento. A Ema Puccitelli, Gaby Pérez, Leo Puentes, Mariano Larralde y Javier Rojas de la Escuela de Fútbol; a Germán Juárez, Claudio Aguilar y Mariano Bono de la Escuela de Básquet, a Cinthia Alvado y Rodrigo Gervan de la Escuela de Badminton, a Matilde Cardozo de la Escuela de Vóley, a Cecilia Reynoso de Gimnasia Artística, a Martín López de Fitness y a la profesora  Dina de la Ludoteca. Por último a Aldana y Verónica y a las Vikingas de Daugero y Natalia Calabria que siguen confiando en nosotros y dándonos una mano. También quiero desearles un muy buen año 2018 a todos los clubes de Río Gallegos, para que sigamos trabajando para darles a los chicos de nuestra ciudad el orgullo de pertenecer a una institución y sentirse representado por ella, sea la institución que sea”, cerró Lerena.

Temas