Una hora en honor a Demian

A 85 meses de la muerte del bombero Demian, su madre sigue pidiendo justicia

Ayer se cumplieron siete años y un mes desde que Demian Ceballos Esteban falleció en un curso de GERS en la localidad de Puerto Santa Cruz, su madre estuvo al pie del Gorosito reclamando justicia. Aún sigue esperando que le den fecha de juicio.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Como todos los 22 de cada mes, y desde hace más de siete años Claudia Esteban estuvo al pie del Gorosito reclamando justicia por la muerte de su hijo Demian Ceballos Esteban, quien falleció el 22 de octubre del 2010, en la localidad de Puerto Santa Cruz, mientras realizaba un curso de Rescate y Salvamento.

A más de siete años de sucedida la trágica muerte de Demián, Claudia espera con ansias que le den fecha de juicio.

Cabe recordar que durante el mes de marzo del corriente año Claudia fue notificada desde la Cámara en lo Criminal de la Primera Circunscripción de Río Gallegos, que el expediente que contiene toda la causa sobre la muerte de Demian ya había sido reconstruida, y por esto espera que el juicio se realice pronto, aunque aún no hay fecha.

Claudia dialogó con TiempoSur y contó: “Espero que no cajoneen el expediente y que den una fecha para el juicio”, comentó y agregó: “Estoy esperanzada y espero con ansias el juicio contra los cinco instructores para que se haga justicia por la muerte de Demito”.

Como en varias oportunidades, la mamá del bombero explicó que durante el debate oral y público los cinco instructores cuenten qué fue lo que sucedió, “quiero saber porque no hicieron nada para evitar la muerte de mi hijo”, sentenció.

 

El caso

Demian Ceballos partió un 28 de septiembre de 2010 desde Caleta Olivia a Río Gallegos, con un grupo de compañeros para hacer un curso de rescate y salvamento, del cual no volvió más. Siendo un agente de policía y con notables aspiraciones de superación y solidaridad optó por crecer profesionalmente poniéndose en las manos de un grupo de desalmados instructores de la policía provincial, quienes se hacen llamar GERS -Grupo Especial de Rescate y Salvamento-. Falleció un viernes 22 de octubre de 2010 a las 10:30, mientras estaba en la pileta de natación de la localidad de Puerto Santa Cruz, teniendo como garantes del cuidado de su vida a ocho instructores que no cumplieron con la única misión profesional y humana de rescatar la vida.

INSERT

 

“Quiero saber por qué no hicieron nada para evitar la muerte de mi hijo”