España

Ex presidente catalán se entregó a la policía belga

Junto al ex presidente, Carles Puigdemont, también se entregaron cuatro consellers que lo acompañaban.

  • 05/11/2017 • 14:04
COMPARTÍ ESTA NOTA

Carles Puigdemont ya está detenido. El ex presidente catalán y los cuatro miembros de su destituido gobierno que se refugian con él en Bruselas huyendo de la Justicia española se entregaron a las 09:17 de esta mañana en la sede central de la Policía Federal belga, en la Rue Royale de la capital.

El abogado de Puigdemont, Paul Bekaert, había pactado las condiciones de la entrega con las autoridades policiales para evitar las imágenes de una detención policial después de que la Fiscalía hubiera recibido en la noche del viernes el pedido de entrega emitido por la jueza española Carmen Lamela.

La Fiscalía anunció hoy que Puigdemont y las otras cuatro personas están detenidas en sus dependencias a la espera de que se nombre un juez de instrucción que dé curso a la ‘euroorden’ (el mecanismo europeo que sustituyó en 2004 a los antiguos pedidos de extradición) emitida por España.

El portavoz de la Fiscalía explicó que el nombramiento de ese juez se hace a primera hora de esta tarde. El juez interrogará a Puigdemont y las otras cuatro personas inmediatamente y antes de 24 horas desde el momento de su entrega, como muy tarde mañana lunes a las 09:17, deberá tomar una decisión.

Además de Puigdemont, están detenidos Antoni Comín, Clara Ponsatí, Lluís Puig y Meritxell Serret. Los cinco están acusados de rebelión, sedición, malversación de fondos, desobediencia a la autoridad y prevaricación.

La Fiscalía explicó que el procedimiento judicial que debe hacerse esta tarde será en neerlandés (Bélgica tiene tres lenguas oficiales: francés, neerlandés y alemán). Los acusados pueden elegir la lengua. El neerlandés es la lengua materna del abogado de Puigdemont pero también aumenta las posibilidades de que el juez instructor sea un flamenco y no un francófono, aunque todos los magistrados hablan las dos lenguas correctamente.

Las pocas simpatías que genera Puigdemont en Bélgica son entre los nacionalistas flamencos, cuya ala radical siempre ha mirado a Cataluña con interés porque su hipotética independencia podría sentar un precedente en Europa que podría utilizar algún día Flandes.

El juez tiene tres opciones. La primera sería decidir prisión preventiva incondicional. Para ello podría argumentar la gravedad de los delitos que les imputa la Justicia española.

La segunda opción sería ordenar prisión eludible con el pago de una fianza y que podría ir acompañada de medidas cautelares como la entrega del pasaporte o la prohibición de hacer declaraciones públicas. Esto dificultaría la idea de Puigdemont de hacer desde Bélgica campaña electoral para las elecciones regionales catalanas del próximo 21 de diciembre, para las que probablemente será el candidato de su partido, el PdCat.

La tercera opción sería decretar libertad incondicional fiándose de que los acusados se comprometan a acudir a la Justicia cada vez que se les solicite.

En cuanto el juez de instrucción acabe su procedimiento, el caso pasará a la Cámara del Consejo, el tribunal de primera instancia. Ese tribunal tiene 15 días para decidir si entrega a los acusados a la Justicia española o no da curso a la euroorden. Su decisión puede ser recurrida en otras dos instancias, una Corte de Apelación y otra de Casación. El proceso al completo podría alargarse hasta febrero.

Fuente: Clarín. 


Mirá también
LEA ATENTAMENTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio de los términos y condiciones podrá ser denunciado para luego quedar eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación de los términos y condiciones.
COMENTÁ, ESTAS EN TiempoSur
Límite de caracteres: 1000