Río Gallegos

Investigan la muerte de un hombre que había ingerido cápsulas con cocaína

Fue hallado en un domicilio convulsionando y murió horas después en el Hospital Regional. Se presumía que se trató de sobredosis –porque en la vivienda de halló drogas– y en la autopsia descubrieron que había ingerido cinco cápsulas y que una había estallado. Se investiga el origen y el destino de la cocaína.  

  • 17/07/2017 • 07:25
El hombre falleció en el Hospital Regional donde había sido trasladado con convulsiones.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El caso se conoció en las últimas horas, pero se registró el pasado 6 de julio, cuando personal de la Comisaría Cuarta fue alertado de la extraña muerte de un hombre de 39 años en el Hospital Regional.

El individuo fue hallado horas antes en un domicilio de calle Ayohuma al 400 en el barrio Belgrano. Una mujer lo habría hallado convulsionando y solicitó una ambulancia que lo trasladó al hospital donde se certificó su deceso pocas horas después. Pero ante las circunstancias dudosas del fallecimiento ya que se presumía una sobredosis de drogas –ya que en el lugar se encontró estupefacientes-, las autoridades judiciales ordenaron que se practique una autopsia para determinar fehacientemente la muerte del hombre que residía en la localidad de Los Antiguos.

Por orden del Juzgado de Instrucción Nº 3 el cuerpo de Aldo Vega fue trasladado a la morgue judicial, donde se le practicó el examen. Pero el forense que concretó el estudio, fue el que alertó a las autoridades judiciales porque halló en el estómago al menos cinco cápsulas que contenían cocaína y que una se había abierto, provocándole a Vega un “shock carcinogénico y edema agudo pulmonar” que le provocaron la muerte, indicaron las fuentes del caso. Se incautaron cuatro con unos 15 gramos de clorhidrato de cocaína cada una y una quinta con 5 gramos, que sería la que tuvo la ruptura.

 

Investigación

La investigación pasó a la División Narcocriminalidad, que procedió al secuestro de la droga y se procura saber su origen.

Se pudo conocer que Vega se encontraba en la vivienda de su amigo  Marcelo “Machi” Mercado, quien se encuentra detenido por el delito de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego y tentativa de homicidio” por la balacera del pasado 26 de octubre en el acceso sur a la ciudad de Río Gallegos, donde murió una persona y resultaron gravemente heridas otras dos.  

Personal de la División Criminalística y de la Comisaría Cuarta realizaron las pericias en la vivienda, donde se incautaron envoltorios con droga. Allí efectivos de la División Narcocriminalidad secuestró envoltorios con marihuana (10 gramos) y cocaína (2 gramos). La causa está siendo instruida por la juez Rosana Suárez, pero no se descarta que se declare incompetente, y pase al Juzgado Federal por su competencia en delitos de tráfico y tenencia de estupefacientes.

Para los investigadores las cápsulas las había ingerido hacía varias horas. En la jerga policial se lo conoce como “ingestado” a aquella persona que ingiere cápsulas con estupefacientes para traficarlas.

También se procura conocer si Vega había viajado en las últimas horas o si tenía planeado hacerlo.   

    

“Zona caliente”

Los jueces del Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Punta Arenas condenaron en marzo pasado al ciudadano colombiano Ronald Anchico Estupiñan, de 37 años, como autor del delito de tráfico ilícito de drogas.

El 17 de agosto de 2016 fue detenido en el Paso Fronterizo de Monte Aymond, cuando se dirigía en un colectivo desde Río Gallegos –arribó a esta ciudad capital en avión desde Buenos Aires– hacia Punta Arenas. Había ingerido 80 ovoides con cocaína.

Las autoridades denominan como “zona caliente” a los aeropuertos de la región, por los casos de tráfico de estupefacientes en especial con la modalidad de “mula” o “camello”. 


Mirá también