Info General

Los espacios de Arteterapia se replican en Río Gallegos

Surgieron en el mundo como una novedad pero con el paso del tiempo y los resultados obtenidos a través del arte y su estrecha relación con lo que sucede a la sociedad, estos espacios se fueron transformando, replicando y creciendo. Actualmente en Río Gallegos se concretan cursos, talleres y capacitaciones al respecto.

Se puede aplicar a todas las patologías, distintas enfermedades y diferentes ámbitos.
Se puede aplicar a todas las patologías, distintas enfermedades y diferentes ámbitos.
COMPARTÍ ESTA NOTA

En los últimos años se demostró que a través de las herramientas, instrumentos y materiales propios de las artes visuales al igual que la música, danza y literatura, se podía brindar contención, acompañamiento y fundamentalmente conseguir una transformación personal y social. Hoy en la capital de Santa Cruz se promueven encuentros, capacitaciones y reuniones en torno al Arteterapia, propuestas que cuentan con un importante acompañamiento por parte de la comunidad. Actualmente, una vez al mes se dicta el taller “Poderoso Arte” en el Barrio Madres a la lucha y una serie de capacitaciones en la Facultad Santa Cruz de la Universidad Tecnológica Nacional y otros cursos en Hernán Cortéz Nº 2398. Así lo informó a TiempoSur la profesora Silvina Casabella, arteterapeuta, quien además anticipó que el próximo 12 de agosto dictará “La Geometría Sagrada – El diseño consciente de los mandalas” en dicha casa de altos estudios. Los interesados pueden recabar información en Tucumán 253 o en la Secretaría de Extensión Universitaria, sita en Lisandro de la Torre 1075.

 

El arteterapia

Al respecto, la profesora Casabella manifestó que se trata de una disciplina bastante nueva en Argentina y que a partir del 2000 empezó a tener un mayor auge en el norte de nuestro país. “Según tengo entendido en la Patagonia, somos pocos los que nos dedicamos a esta disciplina”, recalcó.

En ese sentido, agregó que el arteterapia es trabajar con herramientas de las distintas artes sanar no para curar. “Se puede aplicar a todas las patologías, distintas enfermedades y diferentes ámbitos donde podamos utilizar esas herramientas para mejorar la calidad de vida de las personas”.

Al ser consultada respecto del inicio de su relación con esta disciplina, Silvina Casabella señaló que cuando se recibió en el Conservatorio Provincial “Rvdo. Padre Eugenio Rosso”  ya estaba trabajando en el área de salud en el Hospital Regional Río Gallegos y las autoridades que estaban en ese momento, le dieron la posibilidad de comenzar a aplicar los conocimientos adquiridos sobre arte con los pacientes. Es así que de ese modo comenzó a trabajar con pacientes con adicciones y patologías de consumo. “Empecé a dictar talleres en lo que era el Centro Preventivo. Eran talleres diarios destinados a adolescentes y adultos que atravesaban por situaciones de consumo. Muchos eran pacientes derivados de distintos lugares de la provincia. En 2006 envié un proyecto y algunos informes de la labor que venía desarrollando a la Universidad Nacional de las Artes (UNA)  y allí me dijeron que mi labor se encuadraba en Arteterapia. A partir de eso comencé a participar de capacitaciones y a representar a la Patagonia en distintas propuestas. A partir de eso me aboqué a trabajar e investigar”, explicó.

 

Los arteterapeutas

Por otra parte, expuso que los pacientes van a los espacios de arteterapia como un dispositivo, un lugar donde encuentran ayuda y acompañamiento. “Es importante tener en cuenta que uno va a la par del paciente o alumnos, viendo la producción artística, teniendo muy en claro que el arteterapia tiene el ojo y la lupa en el proceso creativo, en lo que sucede con el sujeto mientras. Es decir como va avanzando, evolucionando. Lo que hacemos los arteterapeutas es acompañar, guiar, facilitar materiales y recursos y permitir a la otra persona poner en palabras eso que le está sucediendo cuando comienza a justificar el trabajo que hizo en el momento terapéutico”, detalló Casabella.  

 

Espacios

En cuanto a los espacios en los que se concretan experiencias relacionadas con el arteterapia, la profesora Casabella comentó que una vez al mes realiza un taller destinado a mujeres en el SUM del Barrio Madres a la lucha. El próximo encuentro será el 8 de julio. “En ese barrio hay un grupo de jóvenes que se denomina La Poderosa que lleva adelante una importante labor en el lugar diariamente, especialmente en el merendero pero a la vez concretan distintas actividades culturales, recreativas y educativas. Sobre todo propuestas de contención a fin de ayudar a la gente del barrio. En ese contexto me sumé con mi propuesta”, agregó. Además destacó que la intención de esta propuesta es brindar contención, amorosidad y alegría para las mujeres del barrio.

En ese sentido, Casabella sostuvo que a la par prosigue asistiendo a pacientes en hogares sustitutos y de salud mental.

Finalmente, agregó que desarrolla capacitaciones con la Facultad Santa Cruz de la UTN. “Este año decidimos realizar diez seminarios intensivos. Se dicta uno por mes y están destinados a la comunidad en general. Los mismos tienen como finalidad aprender herramientas y metodologías del arteterapia tanto para el ámbito personal como para aplicarlo con otras personas”, concluyó.

 

A tener en cuenta

Las capacitaciones sobre arteterapia que se dictan en nuestra ciudad tienen como objetivos:

  • Desarrollar la capacidad expresiva desde un encuadre terapéutico para comunicar de manera no verbal los problemas internos.
  • Utilizar un lenguaje simbólico y generar la participación de los seres humanos que están trabajando tanto en ámbitos educativos, de salud o comunitarios, para abordar en una forma holística la mente, el cuerpo y el alma.
  • Indagar en el universo simbólico interpersonal desde la reflexión e interpretación de imágenes subjetivas producidas por medios artísticos.
  • Potenciar la capacidad creadora, de imaginación, la fantasía mediatizado por motivaciones sensoriales y experiencias colectivas
  • Descubrir desde la exploración perceptual, imágenes, sonidos y movimientos.
  • Descubrir lo transpersonal y lo terapéutico que tiene el arte en si mismo.
  • Poder disfrutar de una experiencia con los medios artísticos como la música, la danza, la literatura, etc. Como una herramienta de transformación personal y social. 
COMENTÁ