ABUSO SEXUAL Y CORRUPCION DE MENORES

“La mujer se masturbaba delante de las chicas”

Fue uno de los detalles que brindó la mamá de una de las víctimas de la mujer acusada de abuso y corrupción de menores. Le contó a TiempoSur  todo lo que vivieron las nenas de 12 y 13 años la noche que se descubrió el hecho y cómo supo que su hija también había sido víctima de esta mujer.

  • 21/04/2017 • 07:48
La acusada se encuentra internada en el Centro de Salud Mental.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Caro dialogó con TiempoSur para contar que ella fue quien ayudó a las dos nenas que lograron escapar de las manos de la madre de una de ellas la noche que intentó abusar de ellas. Cabe aclarar que para proteger la identidad e integridad de las menores sólo se las nombra como Nena 1 –sería la hija de la agresora-, Nena 2 –amiga que estuvo la noche del hecho- y Nena 3 –amiga que habría sufrido abuso tiempo atrás-, para que el relato no sea confuso.

Según contó Caro, esa noche cerca de la 01:00, ella se encontraba durmiendo cuando escuchó que golpeaban su puerta. Al levantarse y antes de abrir preguntó quién era y nadie le respondió, por lo que volvió a acostarse y nuevamente golpean la puerta, pregunta quién es y una de las chicas –amiga de su hija- se identifica diciendo que es Nena 2. En esos momentos abrió la puerta y vio a las dos nenas, descalzas y vestidas con un short, llorando y golpeadas: “Las hago ingresar a mi casa”.    

En eso le preguntó qué les había pasado y Nena 2 le contestó que la mamá de Nena 1 “quiso abusar de mí, me tocó, me quiso hacer cosas” y Caro la interrumpió para pedirle que se quedara tranquila y le dijo que la mujer no iba a ingresar a la casa. “Cerré la puerta y me dice –Nena 2- `Está afuera de la casa, desnuda con un cuchillo, nos sacó corriendo” y agregó que en esos momentos llamó a la policía, mientras tanto continuó preguntándoles a las nenas lo que había sucedido. “Las había alcoholizado, las obligó a tomar vodka, les decía que era agua y cuando las nenas comenzaron a toser les decía ‘Dale, no seas blandita, tomá, tomá’”, contó y añadió: “Las nenas siguieron tomando alcohol y, en esos momentos, esta mujer hizo una videollamada con un hombre del extranjero, mientras desnuda comenzó a masturbarse delante de ellas, haciendo que las chicas le tocaran los senos”.

“Las chicas comenzaron a sentirse re-incómodas y dijeron que no, y les mostraba cómo el hombre se masturbaba en la videollamada, con lo que ella estaba haciendo”, manifestó y agregó: “Como las chicas no accedieron, comenzó un forcejeo donde la golpea a Nena 1 y le decía a Nena 2 ‘Yo quiero estar con vos, yo te voy a hacer feliz, vos tenés que estar conmigo, mi hija es una basura igual que el padre’”. Según Caro, éstas habrían sido algunas de la frases que la mujer le dijo a Nena 2. Más adelante en la nota contó que las nenas continuaron forcejeando mientras que Nena 2 le dijo que se calmara porque tenía un cuchillo con el que las amenazaba de muerte y comentó: “Nena 1 pudo abrir la puerta y en esos momentos esta mujer salió corriendo, la arrastra de los pelos haciéndola ingresar de nuevo para que no se fuera”. Y dijo: “Cuando se reincorpora nuevamente Nena 2, la trata de tranquilizar y le dice ‘Quedate tranquila, no nos vamos a ir pero bajá el cuchillo’, a lo que la mujer le contestó ‘Sí, sí, porque yo te voy a hacer feliz, yo quiero estar con vos, mirame que soy mejor que mi hija’” y aseguró Caro: “Se exhibía mientras trataba que Nena 2 la tocara”. En eso le pide –relató- que la deje ir al baño, momento que aprovecharon y lograron escapar.

Las chicas cruzaron la Autovía como pudieron porque la casa de Caro está en frente de donde sucedieron los hechos: “Ellas corrieron para mi casa, como pudieron porque estaban bajo la ingesta de bebidas alcohólicas, aparte esta mujer les habría dado pastillas en la bebida, así que estaban casi dopadas” y agregó: “A raíz de esto, cuando las chicas fueron a dar su testimonio en la Secretaría de la Mujer, me entero que mi hija también estaba involucrada. Yo una sola vez la dejé ir a dormir a la casa de Nena 1, hace unos meses, para que realizaran una pijamada, me pidieron hasta que les dije que sí”. “Se fue a dormir a la casa de Nena 1 y esa noche esa mujer hizo exactamente lo mismo con mi hija; la drogó, le dio alcohol, la desnudó, la bañó y la abusó” y con la voz entrecortada continuó contando: “A raíz de todo lo que consumió esa noche mi hija no recuerda, solo tiene flashes y nunca se animó a decírmelo por vergüenza; ellas se sienten culpables de lo que hizo esta mujer”.         

     

Realiza una denuncia

Luego de que se entera de todo lo que había sucedido con su hija, Caro fue a radicar una denuncia exponiendo lo que le había pasado: “Sé que esta mujer hacía videollamadas mostrando a las chicas, tiene fotos de ellas durmiendo, dicho por las chicas, porque han visto”, a la vez que aclaró que era muy atroz lo que iba a contar y continúo relatando: “Ella se sentaba desnuda en el sillón a masturbarse delante de las chicas, hacía videollamadas sin remera, mostrando los senos, tocándose, las apodaba a las chicas, les ponía nombres cariñosos, que una persona cuerda no los dice”. “A mi hija le decía mi morocha tetona, a las otras chicas les decía cosas en el oído, las manipulaba diciéndoles que si contaban las iba a matar y no las encontrarían más, que no se iban a poder ver, imaginen el poder de perversidad con las que manejaba a la chicas”.

Más adelante manifestó: “Lo peor de todo fue que cuando pedí que fuera presa por lo que hizo, esa mujer durmió toda la noche en su casa, yo la rastreé por Facebook y vi que publicó en su muro, como que todos miraban los errores que cometía y no los sacrificios que ella hacía por las chicas” y agregó: “Cuando yo hago la denuncia por lo que le había hecho a mi hija, pedí que la lleven presa, me dicen que tenemos que esperar la orden del Juez”. “¿Qué están esperando, que yo la mate? Porque si yo voy y la mato a mí sí me van a meter presa y me dicen ‘No señora, cálmese’ y le preguntó ¿No te corre sangre por las venas? Yo voy a ir y la voy a matar, ¿están esperando eso?” y añadió: “Están esperando que yo haga justicia por mano propia y después me terminen metiendo en cana a mí y no a esa hija de ***, que está en su casa tranquila”.

        

Se quiso dar a la fuga

Más adelante en la entrevista Caro contó que la mujer sospechosa de abuso habría intentado darse a la fuga, “de casualidad se cruzó con el tío de una de las chicas y la pudo detener y se hizo otra denuncia”, explicó y continuó contando: “A raíz de esa denuncia hicieron el allanamiento, porque hasta ese momento no habían hecho nada, esta mujer hubiera seguido en su casa, atosigando a las chicas”.

“Esta mujer fue a la casa de Nena 2, haciéndose la pobrecita, pidiendo disculpas, diciéndoles que ella las ama, que ella no lo hizo, que estaba jugando”, sentenció y afirmó: “Como las chicas no accedieron les empezó a decir que la próxima no se salvan, que las iba a matar”.  

“Y ahora está encerrada en el Centro de Salud Mental, pero ese centro es a puertas abiertas y en cualquier momento sale y si sigue así, las chicas están expuestas a cualquier cosa”, manifestó y relató: “No pueden ir al colegio, no pueden verse entre ellas, no pueden ir ni al kiosco, porque no sabemos qué tipo de represalias puede tomar esta mujer”. 

 

El calvario aún no terminó

Ayer las nenas fueron sometidas a la Cámara Gesell, previamente debieron declarar ante Niñez, “todo el tiempo las chicas tienen que recordar lo que pasó”, sentenció y siguió: “Ayer las chicas tuvieron que mostrarse para que les sacaran fotos los forenses, donde las tuvieron que abrir de piernas, sacarles fotos de la vagina y del cuerpo entero a las chicas que fueron golpeadas”. “A mi hija también la tuve que exponer a que extraños la vieran desnuda para que hagan algo con esta mujer y ahora vamos a pedir tratamiento psicológico para las chicas”, reveló y siguió: “Nosotros como adultos también nos sentimos culpables porque hemos accedido a que esta hija de *** tuviera acceso a nuestras hijas, pero qué nos íbamos a imaginar, supuestamente es una mujer que estaba sola, que estaba bien, nos manipuló a todos”.

Por último manifestó: “Lo único que quiero es que la metan presa porque lamentablemente en dos meses más va a salir, porque la señora se recuperó y la van a dejar libre y va a seguir atosigando a las chicas y ¿si no están las chicas y son otras nenas más?”, declaró y aclaró que por dichos de las víctimas habría otras nenas más implicadas y más chicas de edad que aún no habrían podido dar con los padres. Al ser consultada por si sabía en qué trabajaba, Caro dijo: “Esta mujer no trabajaba pero sí recibía dinero por las videollamadas y la exhibición de las chicas, por lo que sabemos”, concluyó.