Viral

Una mujer hizo dos amenazas de bombas falsas para estar más tiempo con su novio

  La policía rastreó el teléfono de donde provenían las amenazas de bomba y descubrieron el insólito motivo de las mentiras.

Una mujer hizo dos amenazas de bombas falsas para estar más tiempo con su novio
Una mujer hizo dos amenazas de bombas falsas para estar más tiempo con su novio
COMPARTÍ ESTA NOTA

Los enamorados hacen cosas increíbles para estar cerca de la persona amada, pero nada supera a la mujer que envió dos amenazas de bomba falsas para estar con su novio. Al amenazar a la fábrica donde él trabajaba evacuaron el lugar y tuvo la posibilidad de encontrarse con él en horario laboral.

Si bien puede parecer una historia romántica de amor desesperado, no deja de ser un delito, por el cual la mujer deberá pagar. Sucedió en Maine, Estados Unidos, y al ser descubierta la mujer confesó los motivos por los que había hecho las amenazas de bomba.

Kayla Blake tiene 33 años y vive en la ciudad de Etna, en el estado de Maine. Su novio trabaja en la planta Puritan Medical Products, que fabrica insumos médicos, especialmente hisopos. Y como el horario de trabajo no le dejaba mucho tiempo para verse, la mujer tomó una drástica decisión: lanzar amenazadas de bomba, para que él saliera de su trabajo.

 La primera amenaza fue el jueves alrededor de las 9 de la mañana, cuando llamó a la policía advirtiendo que colocaría una bomba en la planta. Dos horas después volvió a llamar diciendo que tenía la intención de colocar cuatro bombas de tubería cerca de la planta.

Según informó el jefe de policía de Pittsfield, Harold “Pete” Bickmore a Press herald, pudieron rastrear la llamada hasta Etna, donde encontraron a la mujer tras interrogar a los vecinos de la zona.

A pesar de que confesó que no existía ningún explosivo y que sus amenazas eran falsas, Kayla fue acusada de un delito grave y fue trasladada a la cárcel del condado de Somerset. Aunque ya recuperó su libertad pagando una fianza de 1,500 dólares, se emitió una orden de restricción que le impide acercarse a Puritan o contactar a la compañía.

La fábrica consta de dos plantas, por lo que debieron evacuar ambos edificios. Las amenazas de bomba hicieron interrumpir la producción durante todo el día, y los 400 empleados de los dos turnos fueron enviados a sus hogares, generando enormes pérdidas económicas.

La investigación para hallar el origen de las amenazas también significó un gasto importante, ya que se movilizaron varias agencias además de la policía: el Departamento de Bomberos de Pittsfield, el FBI y la empresa privada de seguridad de Cianbro.

COMENTÁ