Increíble

Una adolescente fue atacada violentamente por un cocodrilo de más de 3 metros

La joven de 18 años fue mordida por el cocodrilo mientras paseaba por una paradisíaca playa durante sus vacaciones.

Una adolescente fue atacada violentamente por un cocodrilo de más de 3 metros
Una adolescente fue atacada violentamente por un cocodrilo de más de 3 metros
COMPARTÍ ESTA NOTA

Una joven de 18 años disfrutaba de unas lujosas vacaciones en la ciudad de Puerto Vallarta, en Jalisco, México, sin saber que este paseo le arruinaría sus vacaciones. Es que un enorme cocodrilo de más de 3 metros la atacó durante la medianoche y ahora está internada esperando su segunda cirugía.

Según reportaron medios internacionales, la víctima del ataque, Kiana Hummel, estaba a punto de nadar junto a una amiga que la acompañó en su viaje. Segundos antes de que pudiera entrar al agua, el caimán de 3,5 metros de largo la atacó ferozmente y mordió su pierna derecha.

Así, el feroz depredador la arrastró dentro del mar, según narró la muchacha en diálogo con la cadena norteamericana de ABC. Mientras ella era arrastrada, lo golpeó desesperadamente hasta que la soltó. Sin embargo, a los pocos segundos volvió a morderla en su tobillo izquierdo y a arrastrarla nuevamente.

Durante la pelea, varios turistas del lugar comenzaron a percatarse de lo que sucedía en el lugar y se acercaron. De esta manera, empezaron a ayudarla para liberarla de las fauces del enorme reptil y, a pesar de que tuvieron éxito, las heridas que sufrió eran demasiado graves para estar aliviados. Así, se la trasladó urgentemente a un hospital donde recibió la atención pertinente para evitar la pérdida de alguna de sus extremidades.

Nunca olvidaré cuando la cabeza del cocodrilo salió del agua. Me quedé en estado de shock. Fue sin duda una de las cosas más locas y aterradoras que he vivido”, explicó Sarah Laney, una de las testigos del suceso. Por su parte, Hummel criticó la atención de los profesionales de la salud, quienes no solo demoraron 45 minutos en llegar sino que también le exigieron pagar miles de dólares por su atención.

A pesar de que su vida está fuera de peligro, la joven sufrió un desgarro en los músculos de su muslo izquierdo. Esto implica una una segunda cirugía que corregirá los tejidos afectados por el ataque, lo que motivó una campaña en GoFundMe para ayudarla con el costo de la operación.

COMENTÁ