Tragedia

Un nene de 11 años murió aplastado por un castillo de arena mientras jugaba en una playa de Chile

El pequeño se encontraba junto a su hermano, con quien había construido un castillo de arena a pasos del lugar del fatal desenlace. El familiar de la víctima logró salir y corrió a pedir auxilio, pero el menor ya se encontraba sin vida.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Dos hermanitos jugaban en el interior de un túnel, pegado a un castillo de arena que construyeron, cuando toda la estructura se vino abajo y los aplastó. Uno de ellos logró salir y corrió a pedir ayuda, pero cuando llegaron al lugar para auxiliar al que quedó atrapado, ya se encontraba sin vida.

El trágico desenlace ocurrió el sábado en la playa Peuño de la comuna chilena de Pelluhue, Maule. Según informó el medio local Bío Bío, los dos nenes estaban bajo un túnel adyacente al castillo de arena que habían armado.

 

Sin embargo, todo terminó en desesperación y dolor: mientras los pequeños jugaban, la estructura de arena se desplomó y los aplastó. Uno de ellos logró salir de allí y corrió hasta su casa para pedir ayuda.

Los familiares llegaron al lugar, sacaron al nene debajo de la arena y rápidamente lo trasladaron hasta un centro de salud de la zona, pero en el lugar no pudieron hacer nada para salvarlo, el niño ya había llegado sin signos vitales.

Desde la Municipalidad de Pelluhue, precisaron que la investigación quedó a cargo de la Brigada de Investigación Criminal (Bicrim) de la Policía de Investigaciones de Cauquenes.

El teniente Felipe Sepulveda, de la comisaría Chanco, llamó “a los adultos y padres a estar presentes en todo tipo de actividades que realicen los menores de edad para así evitar y prevenir todo tipo de accidentes”.

Este marzo dos hermanitos de seis y diez años murieron luego de ser arrastrados por una corriente marítima en una playa de la localidad bonaerense de Aguas Verdes. Si bien ambos pudieron ser rescatados por el guardavidas, fallecieron horas más tarde en el hospital de Mar de Ajó.

Los chicos, oriundos de Berazategui, veraneaban con su familia en la pequeña localidad del Partido de la Costa. Los guardavidas que vigilaban la zona de la calle Yate Fortuna divisaron a uno de los menores en una canaleta de agua, y luego, al otro en un sector más distante. (TN)

 

 

 

 

COMENTÁ