Medidas

UE y EEUU intentan golpear fuertemente la economía rusa

La invasión de Ucrania lanzada este 24 de febrero por el presidente ruso Vladimir Putin provocó una ola de sanciones internacionales contra Rusia, especialmente de parte de la Unión Europea y Estados Unidos.

UE y EEUU intentan golpear fuertemente la economía rusa
UE y EEUU intentan golpear fuertemente la economía rusa
COMPARTÍ ESTA NOTA

Con nuestra corresponsal en Bruselas Esther Herrera, nuestro corresponal en Washington Xavier Vilà, y la AFP.

Tras una cumbre de sus líderes, la Unión Europea anunció un endurecimiento de las sanciones contra Rusia en los sectores de la energía, las finanzas y los transportes, pero sin incluir por ahora la red bancaria Swift, que permite recibir o emitir pagos en el mundo entero.

Unión Europea: la tecnología en el punto de mira

El segundo paquete de sanciones incluye la prohibición del acceso al 70% de los bancos rusos al sector financiero europeo, así como a las empresas estatales de defensa. También dificultará que las élites rusas puedan utilizar los bancos europeos para dejar su dinero.

Con una prohibición a las exportaciones e importaciones, se podrá evitar que Rusia pueda refinar su petróleo, con una pérdida de más de 20.000 millones de euros anuales. Tampoco se autorizará la venta de equipo electrónico y tecnológico para los aviones comerciales.

"Nuestras medidas debilitarán la posición tecnológica de Rusia en áreas clave", dijo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. "Y esto abarca desde los componentes de alta tecnología hasta el software de vanguardia. Esto también degradará gravemente la economía rusa en todos los ámbitos en el futuro", añadió.

Además, se han hablado de futuras medidas de contingencia. Von der Leyen ha avanzado que si Rusia decide cerrar ahora mismo el grifo de gas que calienta a Europa, el continente tiene ya reservas suficientes para lo que queda de invierno. Y que están preparados. Asimismo, las sanciones castigan a individuos en los círculos de poder, con congelación de activos o prohibición de entrada al territorio de la UE y se suman a las aplicadas el miércoles contra personalidades cercanas a Putin.

La reunión de líderes europeos que ha durado casi seis horas, y se saldó con una sensación de pesadumbre, nota nuestra corresponsal Esther Herrera. Aun así, todos los gobiernos han insistido que están preparados para nuevas sanciones, en caso de que sea necesario.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, pidió el viernes a la Unión Europea que intensifique las sanciones contra Rusia en respuesta a su invasión. "Las posibilidades de sanciones aún no se han agotado. La presión sobre Rusia debe aumentar. Es lo que dije" a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, dijo Zelenski en Twitter.

Estados Unidos: dejar margen de maniobra

"Un matón escogió la guerra", sostenía en tono grave el presidente estadounidense Joe Biden, en alusión a su homólogo ruso Vladímir Putin. Una violencia verbal que no se trasladó a la dureza en las nuevas sanciones que impone un Washington que se plegó a la petición europea de dejar margen de maniobra por si las cosas empeoran.

Así, Biden bloquea los activos de cuatro grandes bancos rusos, sanciona a oligarcas del país y impone límites de exportación a empresas del sector tecnológico. Además, la Casa Blanca manda fuerzas adicionales a Alemania para fortalecer la huella de la OTAN en el este de Europa.

Pero el día que empieza una guerra en el Viejo Continente, destaca que Biden decline aplicar las sanciones más severas posibles, sostiene nuestro corresponsal Xavier Vilà, en especial el desconectar a Rusia del sistema de pago internacional SWIFT que permite transferir dinero de banco a banco alrededor del mundo, o al sector energético ruso.

La dependencia europea del gas que controla Moscú es también un arma poderosa que juega en este conflicto. Biden, presionado por sus aliados y consciente de la situación, se guarda un as en la manga. A pesar de que, ahora, semejante postura se interprete entre la oposición republicana como una muestra de debilidad.

El Banco Central de Rusia anunció este viernes medidas de apoyo a los bancos rusos sancionados por Estados Unidos.

Otros países occidentales les siguen el paso

Reino Unido impuso una serie de sanciones contra el sector bancario, las importaciones de tecnologías y cinco empresarios de Rusia, y también cerró su espacio aéreo a la compañía aérea Aeroflot. Como consecuencia, Rusia prohibió entrar en su espacio aéreo a todos los aviones vinculados con Reino Unido.

Japón anunció sanciones contra Moscú que incluyen "la congelación de activos y la suspensión de la entrega de visados a personas y organizaciones rusas", dijo el primer ministro Fumio Kishida. El dirigente también anunció medidas "sobre las exportaciones hacia las organizaciones rusas vinculadas al ejército" y sobre "bienes de uso general como los semiconductores".

Entre otras sanciones, Canadá sancionará "58 personas y entidades rusas", anunció el primer ministro Justin Trudeau. Entre los afectados figuran los ministros de Defensa, Finanzas y Justicia, así como el grupo de mercenarios rusos Wagner, considerado cercano a Putin.

En Australia, el primer ministro Scott Morrison anunció una "segunda serie" de sanciones contra cuatro instituciones financieras y 25 personas vinculadas a cuatro entidades a cargo del desarrollo y la venta de equipamiento militar. También indicó que hay previstas otras tandas de sanciones, especialmente contra más de 300 parlamentarios rusos que votaron por la "invasión ilegal de Ucrania".

COMENTÁ