Estados Unidos

Tiroteo en Los Ángeles: al menos 10 muertos en un ataque

Testigos afirmaron que un tirador abrió fuego con una ametralladora y llevaba varias municiones para recargar su arma, en la localidad de Monterey Park, donde reside una importante población de origen asiático. El atacante sigue prófugo.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Al menos 10 personas murieron y otras 10 resultaron heridas en un tiroteo masivo a última hora del sábado en una ciudad al este de Los Ángeles tras una celebración del Año Nuevo Lunar que atrajo a miles de personas, según informó la policía.

El sargento Bob Boese, del Departamento del Sheriff del condado de Los Ángeles, dijo a primera hora del domingo que el tiroteo se produjo en un negocio de la avenida Garvey, en Monterey Park. El tirador es un varón, dijo Boese.

La masacre ocurrió en Monterey Park, una localidad de unos 60.000 habitantes con una gran población asiática que está a unos 16 kilómetros del centro de Los Ángeles.

Posteriormente, las autoridades confirmaron que el atacante sigue prófugo. “El sospechoso huyó de la escena”, dijo a la prensa el capitán Andrew Meyer, del Departamento del Sheriff de Los Ángeles.

A primera hora del día, miles de personas asistieron al festival anual.

Seung Won Choi, propietario de la parrillada de marisco Clam House, situada enfrente de donde se produjo el tiroteo, declaró a Los Angeles Times que tres personas entraron corriendo en su negocio y le dijeron que cerrara la puerta.

Las personas también dijeron a Choi que había un tirador con una ametralladora que llevaba varias balas encima para poder recargar. Choi cree que el tiroteo tuvo lugar en un club de baile.

El periódico informó de que el tiroteo se produjo después de las 10 de la noche.

El sábado comenzó el festival de dos días, uno de los mayores acontecimientos del Año Nuevo Lunar en el sur de California.

Wong Wei, vecino de la zona, declaró a Los Angeles Times que su amiga se encontraba esa noche en el baño de la discoteca cuando comenzó el tiroteo. Cuando salió, dijo, vio a un hombre armado y tres cadáveres. Huyó entonces a su casa hacia las 11 de la noche, dijo Wei, añadiendo que sus amigos le dijeron que el tirador parecía disparar indiscriminadamente con un arma larga. “No saben por qué, así que huyeron”, declaró al periódico.

Los vídeos publicados en las redes sociales mostraban cómo cargaban a la gente en camillas y la introducían en ambulancias. Otras fotos mostraban a víctimas ensangrentadas y vendadas que eran atendidas por los bomberos de Monterey Park en un aparcamiento.

Se trata del quinto tiroteo masivo en Estados Unidos este mes y el más mortífero desde que 21 personas murieron en una escuela de Uvalde (Texas), según la base de datos de The Associated Press/USA Today sobre asesinatos masivos en Estados Unidos. La última violencia se produce dos meses después de que cinco personas murieran en un club nocturno de Colorado Springs.

La violencia armada es un problema enorme en Estados Unidos, que el año pasado registró 647 tiroteos masivos, según el sitio web Gun Violence Archive, definido como un incidente con cuatro o más personas heridas de bala o muertas, sin incluir al tirador.

Más de 44.000 personas murieron por heridas de bala en 2022, de las cuales más de la mitad fueron suicidios.

El país tiene más armas que personas: uno de cada tres adultos posee al menos un arma y casi uno de cada dos adultos vive en un hogar donde hay un arma.

(Infobae)

 

COMENTÁ