Viral

Se sentía mal hacía meses, puso una cámara oculta y descubrió que su esposa lo envenenaba: “Maldito imbécil”

Sucedió en California, Estados Unidos, y la esposa tenía antecedentes de agresiones contra él y contra sus hijos.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Una mujer quedó detenida por el intento de homicidio de su marido. Sucedió en California, en Estados Unidos, luego de que el hombre, que se sentía mal desde hacía meses, colocara una cámara oculta en su cocina con la que descubrió lo que hacía su esposa.

Según se informó, Jack Chen, de 53 años, sentía malestar físico desde hacía tiempo y en las últimas semanas su estado de salud había empeorado. Sin embargo, no lograba descubrir qué era exactamente lo que le sucedía hasta que, basándose en lo que realiza cotidianamente, comenzó a sospechar de su esposa, con quien mantenía una tensa relación.

Es así que decidió colocar una cámara oculta en un sector de su cocina que enfoca a la zona donde la mujer, Yue Yu, cocinaba. Tras analizar la grabación descubrió que le había colocado al menos en tres ocasiones destapacaños líquido en el jugo de limón que le preparaba.

En diálogo con la prensa, el policía Bill Bingham indicó: “Su condición empeoró cada vez más y, basándose en que el marido examinaba su rutina y observaba qué lo podría estar causando, comenzó a sospechar de su esposa”.

Tras el macabro descubrimiento, Chen le pidió el divorcio a quien era su esposa desde hacía 10 años, pidió la custodia exclusiva de los dos hijos que tienen en común, de 7 y 8 años, y solicitó una orden de restricción contra la mujer.

El abogado de Yue Yu defendió a su clienta asegurando que es mentira que haya intentado envenenarlo. En tanto que la víctima, en su declaración ante la Justicia, habló de un largo historial de agresiones por parte de su expareja.

“Ella me llamaba ‘maldito imbécil’ y otros insultos. También insultaba a nuestros hijos, diciéndoles frases en chino como ‘¿Por qué no te morís?’ o ‘Tenés problemas mentales’”, declaró el hombre, según informó el New York Post.

COMENTÁ