Viral

Recibió el primer trasplante de corazón de cerdo y murió por un virus porcino: “Una explosión de citocinas”

David Bennet recibió meses atrás el primer trasplante de corazón de cerdo y la cirugía fue exitosa, pero dos meses después falleció. Ahora, se determinó que la causa de su muerte fue en realidad un virus porcino.

COMPARTÍ ESTA NOTA

David Bennett es un hombre de 57 años que sufría de una insuficiencia cardíaca y fue el primer paciente en recibir un trasplante de corazón de cerdo. La cirugía fue exitosa, pero dos meses después falleció. Ahora, revelaron que la causa de su muerte fue por un virus porcino.

En enero de este año, Bennett se sometió a una cirugía experimental en la Universidad de Maryland, en los Estados Unidos, donde le realizaron un trasplante de corazón de cerdo “genéticamente modificado” debido a una insuficiencia cardíaca que padecía.

Dos meses después de la cirugía, que había sido un éxito, el hombre de 57 años falleció. En su momento, el centro médico había trascendido que la causa de su muerte se debía a que la condición que padecía el hombre empeoró.

Sin dar mucho detalle el tiempo siguió y ahora, Bartley Griffith, uno de los cirujanos en el trasplante de Bennett, reveló que la razón por la cual el paciente falleció fue porque el corazón de cerdo “estaba infectado con un virus porcino”, llamado “citomegalovirus porcino”, el cual habría sido una de las causas de la muerte del hombre.

A través de un seminario vía online de la Sociedad Estadounidense de Trasplantes, el cirujano describió el virus en cuestión e informó que los médicos intentaron tratarlo, pero no lograron ganarle. “Estamos comenzando a saber por qué falleció. El virus tal vez fue el actor, o podría ser el actor, lo que provocó todo esto”, expresó Griffith.

Más allá de la tragedia, la cirugía fue una gran contribución de “xenotrasplante”, un proceso donde se hace una “transferencia de tejidos entre múltiples especies”. “Si esto fue una infección, probablemente podamos prevenir que suceda en el futuro”, afirmó el cirujano en el seminario.

El corazón que se utilizó para el trasplante de Bennett era de un cerdo que se había sometido a “diez modificaciones genéticas”. La preocupación yace en que “el xenotrasplante puede desencadenar una pandemia si un virus se adapta dentro de un cuerpo humano”. De todos modos, los científicos sostienen que el virus del caso de David “no es capaz de infectar célular humanas”.

Este paciente estaba muy, muy, muy enfermo. No olvides que quizás el virus contribuyó pero no fue la única razón”, remarcó Joachim Denner, investigador del Instituto de Virología de la Universidad Libre de Berlín.

COMENTÁ