Viral

Quiso contratar un sicario para matar a la amante del hombre del que ella también era amante

Puso un anuncio en la web oscura buscando un sicario que asesinara a su compañera de trabajo a cambio de unos 1.200 dólares.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Una joven inglesa de 26 años fue detenida y enjuiciada luego de que comprobara que había querido contratar en la llamada web oscura a un sicario para asesinar a la amante del hombre que era su jefe y además era su propio amante.

Whitney Franks trabajaba en una reconocida tienda de ropa deportiva con sede en el Reino Unido donde conoció a James Prest, gerente del local ubicado en la ciudad de Milton Keynes, ubicada a poco más de 70 kilómetros al norte de Londres.

En 2015, Whitney comenzó un romance con su jefe, quien estaba casado y tenía una familia. La relación continuó en esos términos durante dos años, pero en 2017 ingresó a trabajar en la tienda otra joven, Ruut Ruutna.

No pasó demasiado tiempo hasta que Ruut también se convirtiera en amante de Prest, quien solía dejar a su esposa e hijos en el domicilio familiar para pasar varias horas en el de Ruut. Al mismo tiempo, continuaba con el vínculo amoroso con Whitney.

Pero ella terminó descubriendo el nuevo amorío de su jefe y lo confrontó. De manera que el hombre decidió terminar esa relación, evadiendo a su empleada más antigua y mientras continuaba el romance con la nueva.

Whitney, sin embargo, comenzó a acosar al hombre y insistir con que continuara su aventura amorosa, que el sujeto había dado por terminada. De hecho, hasta le envió un correo electrónico avisándole: "Puedo darte el mundo entero, James, si me das una oportunidad. He estado buscando cosas que nos podrían ayudar, así que voy a intentarlo”.

"No solo eran compañeras de trabajo, eran rivales. Ambas estaban en una relación al mismo tiempo con James Prest; ambas sabían que el señor tenía un vínculo de tiempo atrás con una mujer con la que tenía dos hijos”, describió la situación el fiscal. También añadió que el jefe "intentó enfrentarlas entre sí".

La joven despechada, entonces, ingresó en la web oscura (dark web), donde publicó un anuncio solicitando los servicios de un sicario a cambio de pagar 1.000 libras esterlinas (unos 1.200 dólares).

La dark web, como se sabe, es un conjunto de sitios de internet ocultos a los que solo se puede acceder mediante un navegador especializado que permite actividad privada y en el anonimato, lo que puede ser útil para actividades ilegales.

Además, Franks publicó los datos personales de Ruut, como el domicilio donde, su número de teléfono celular y el enlace a su perfil de Facebook.

"Estoy dispuesta a pagar más. Esta mujer me ha causado muchos problemas a mí y a los demás. Por favor, ¿puedes ayudarme a solucionarlo?", explicaba la mujer, según leyó el fiscal Andrew Copeland en el juicio de acusación.

Pero su plan se derrumbó cuando fue descubierta y denunciada por el periodista Carl Miller, quien realizaba una investigación y casualmente se topó con el macabro anuncio de la joven, aunque era anónimo.

La policía primero advirtió a Ruut sobre la situación y ella afirmó que "tenía una corazonada" de que Franks era la persona que había publicado el anuncio; de manera que la investigación apuntó a ella y acabó con la detención de Whitney Franks.

Temas
COMENTÁ