10 claves

¿Qué pasa en Cuba?

En cinco minutos, TiempoSur te trae las 10 claves fundamentales para entender lo que está sucediendo en la isla caribeña. ¿Es una Revolución acosada o una Dictadura envejecida? El rol de la Pandemia. Las nuevas generaciones. Todo, sin dar vueltas y sin concesiones publicitarias ni ideológicas. Los cubanos quieren libertad y progresar; la pregunta es si pueden hacerlo bajo un control exhaustivo de la vida por parte de un Estado omnipresente.

Claves para entender qué está sucediendo en la isla caribeña.
Claves para entender qué está sucediendo en la isla caribeña.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Por Mariano Tagliotti

HISTORIA:

Hasta el año 1959, Cuba conocía escasos, casi imperceptibles tramos históricos, de autogobierno. En la práctica un patio de recreo y juerga norteamericano, con la mafia asentada en los casinos y prostíbulos, hacía las veces de una colonia de diversiones regenteada por el Sargento Batista en el papel de virrey a las órdenes del embajador yanqui. La esclavitud fue abolida en 1886 y una élite, preferentemente blanca y urbana, gozaba de buenos estándares de vida antes de la Revolución Cubana. La economía estaba al completo en manos extranjeras.

VECINOS:

Los hay de todo tipo. Desde uno de los países más pobres de la tierra, el asolado, violento e imposible Haití, capitalista y ex colonia francesa. Hasta el enorme vecino norteamericano, aquellos Estados Unidos de América que jamás perdonaron la deriva revolucionaria que tomó la Isla a partir de la llegada de Fidel Castro al poder. Las relaciones históricas con México y Colombia han sido óptimas, y con todos los gobiernos de izquierda de Latinoamérica. Con el paso de las décadas, el gobierno cubano ha ido perdiendo o ganando amigos según el paso de los tiempos y las olas ideológicas imperantes. El divorcio total con la Unión Europea, por ejemplo, se dio en los 2000.

BLOQUEO:

“El bloqueo genocida más largo en la historia de la humanidad” (Atilio Borón, politólogo argentino). Estados Unidos mantiene un embargo sobre la isla desde 1962, el cual, según las autoridades cubanas, es la causa principal de sus grandes problemas económicos.

Tras una breve reconciliación entre 2014 y 2016, las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos están en su nivel más bajo desde que Trump endureció el embargo, denunciando violaciones de derechos humanos y apoyo de La Habana al gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela.

En junio, la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) reiteró el pedido para dar fin al embargo estadounidense contra Cuba con la aprobación de una resolución a la que únicamente se opusieron Estados Unidos e Israel.

En este entonces, la Asamblea condenó por 29ª vez el bloqueo estadounidense impuesto a Cuba hace casi 60 años por 184 votos contra dos.

ECONOMÍA:

Absolutamente primaria, ultra dependiente del turismo. Basada por décadas en la explotación de la caña de azúcar, la cual era vendida a precio subsidiado a la Unión Soviética. Durante los años ´90, el derrumbe de la misma provocó el llamado período Especial, lleno de privaciones, cortes de energía y escases de alimentos. Allí se dio la apertura a los dólares extranjeros con un pequeño impulso a la empresa privada a través de los resorts exclusivos para visitantes. Cuba produce poco y con métodos tecnológicos anticuados. A partir de la llegada de Chávez al poder en Venezuela, la llegada de combustible fósil se vio aumentada por razones de pactos comerciales, beneficiosos al completo para La Habana.

LIBERTAD:

Con los estándares más bajos del mundo, sólo superada por la delirante dinastía comunista de los Kim en Corea del Norte. Fidel Castro decía siempre que ‘’en una fortaleza asediada, cualquier disidencia es traición’’. Muchos de los disidentes han debido marcharse, más específicamente a la vecina Florida, en territorio estadounidense, donde las leyes americanas reciben con beneplácito al emigrante cubano. Cuba no es un buen lugar para pensar distinto al relato oficial y los costos se pagan en contante y sonante. No es lo mismo ser afiliado al Partido Comunista, una pequeña élite con variados privilegios oficiales, que ser opositor, cuando aquello queda prácticamente reducido a ser un paria.

INTERNET:

La conexión de Internet en Cuba se viene realizando desde el año 1996 hasta la actualidad con una penetración social importante. Las circunstancias especiales del país, muy significativas desde la Revolución y el enfrentamiento con USA, con el Embargo estadounidense a Cuba como principal medida restrictiva, junto a la incertidumbre que el acceso a la información por parte de la población causaba en el gobierno cubano así como los costos de las instalaciones, mayoritariamente productos de importación pagados en divisas, llevaron a que el establecimiento y acceso a Internet tuviera una velocidad de implantación diferente a otros países.

Se priorizó el acceso de las instituciones públicas del país, destacando las políticas, sanitarias y educativas donde las universidades tuvieron un papel predominante. Posteriormente se fue extendiendo al resto de la población y a diferentes medios, desde cable hasta la telefonía inalámbrica. Exactamente desde el 6 de diciembre de 2018 Internet es accesible para los ciudadanos cubanos desde una red móvil. Aunque las tarifas de este servicio son motivos de polémica.

Como el resto de medios de por los cuales llega información a los ciudadanos, Internet no ha escapado de las acusaciones de censura por parte de los opositores del sistema político implantado en la isla, a la vez que los cubanos tenían problemas para hacer llegar sus espacios web al resto del mundo.

TURISMO:

El motor absoluto de la economía, la rueda que hace entrar divisas y que se vio paralizada debido a la Pandemia de COVID- 19.

También la que genera castas especiales, las de las porciones sociales con acceso a los euros y dólares de los turistas, y aquellos que la ven de afuera, con la ñata contra el vidrio.

La infinita sed de recursos de una Isla bloqueada, con una economía primaria, agiganta el papel de salvavidas del turismo, en especial, el europeo.

PROTESTAS:

La juventud, que ha encontrado un canal de comunicación a través de la música popular, en especial el Rap, es la que hoy porta el mayor disconformismo con la avejentada revolución, que plantea otra, dentro de la misma, que brinde más derechos, más posibilidades de emprender y de progresar. En Cuba muchos jóvenes sienten deseos de abrazar la meritocracia y como novedad, han empezado a expresarlo en voz alta, sin miedo, y poniendo su sello y firma.

Son los que han empezado a tomar las calles, y a ser reprimidos por la Fuerza de Elite de los Boina Negra, y que han visto Internet cortado para no agigantar el reclamo y amplificarlo, en un gesto típico represivo de las Dictaduras.

SALUD Y EDUCACIÓN:

Sí, Cuba tiene un buen sistema educativo y de salud… Para ser un país bloqueado (guerra económica, financiera, política, [des]informativa, etc. incluida sanciones a terceros) que además de ello, tiene sueldos bajísimos en dólares para sus médicos y maestros, muchos de los cuales recorren el mundo en misiones que significan una entrada económica para el Gobierno cubano, no así para ellos. Más bien es un milagro que Cuba sobreviva y tenga un sistema educativo y de salud relativamente bueno en comparación con los demás países subdesarrollados y, en algún aspecto, mejor que algunos países desarrollados. Es algo que reconocen hasta en Miami, a pesar de todas las carencias que tenga Cuba.

Póngase todos los defectos que quieran a estos sistemas: Carecen en gran parte de medios materiales, de tecnología, de medicinas, de la profesionalidad de algunos médicos o profesores, etc. por ello más me asombra que en algunos países desarrollados, como EUA y otros, haya más analfabetismo que en Cuba o que tengan la dentadura peor que los cubanos o que lleven años con una dolencia sin querer ir al médico porque les cuesta demasiado y en Cuba eso no se ve porque se resuelve relativamente gratis. La única explicación que le he encontrado es que Cuba destina mayor por ciento de su PIB a la salud y a la educación que ningún otro país.

SIN CASTRO:

Este tiempo es el primero en seis décadas sin ningún Castro en la primera magistratura, y cortando el bacalao, en las oficinas de la Nomenklatura cubana. Y eso tiene un alto valor simbólico, en donde el peso de los Revolucionarios que descendieron del Granma, para luchar luego de arrebatarles las armas de la mano a los esbirros batistianos, genera un respeto sublime que no se puede traspasar con bendiciones, legados o señalamientos. Una cosa era con Fidel y Raúl, para muchos en Cuba, y otra con sus herederos.

De hecho, la protesta en la década del ´90, durante el Período Especial, llamada el ‘’Maleconazo’’, fue disuelta por la presencia física de Fidel Castro, que se acercó a debatir con los manifestantes. Hoy ya esa figura histórica está ausente, y además, las nuevas generaciones, tienen muy lejos en el tiempo la gesta de la Revolución, y sólo han conocido pobreza y falta de libertades, más allá del amparo de la salud y de la educación. Es evidente que hoy, juzgan como escaso, lo que les brinda la avejentada idea comunista.

COMENTÁ