Estados Unidos

Mujer será condenada por golpear fuertemente a azafata que le pidió que se pusiera el barbijo

Una mujer de 29 años le dio una trompada a una azafata por pedirle que se subiera el barbijo, le dejó tres dientes rotos y un corte debajo de un ojo, y recibirá una condena ejemplar.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Una mujer de 29 años, identificada como Vyvianna Quiñónez, hizo un escándalo tras un pedido formal de una azafata de la aerolínea Southwest que le pidió que se subiera el barbijo, en pleno vuelo. En medio de su negativa, la joven decidió agredir a la empleada, a la que le provocó severas lesiones, el 24 de mayo de 2021, cuando las restricciones por la pandemia del coronavirus estaban vigentes.

Por los violentos golpes que se pudieron ver, en parte, en el video que registró otro pasajero del vuelo, la azafata perdió tres dientes, que terminaron rotos, y se puede apreciar, también, como se le mancha la mejilla de sangre, porque le produce un corte debajo de un ojo, como resultado de la brutal agresión.

 

Luego de que la azafata con el apoyo de la aerolínea demandaran a la agresora, el juez falló y se conoció la condena que recibirá: deberá pagarle casi 26 mil dólares, por las lesiones provocadas y deberá cumplir 15 meses de prisión. Además, se le trabó una multa por 7.500 dólares y le prohibirán viajar durante tres años, durante el tiempo que esté en “libertad supervisada”.

Pero eso no es todo, ya que por su negativa a incumplir con la norma impuesta como medida de prevención en plena pandemia del coronavirus, y su incontrolable furia que terminó en brutales golpes a la azafata, la mujer de 29 años deberá asistir a talleres de sesiones de “manejo de la ira”, a modo de terapia.

 

Según se pudo saber, Quiñónez, que abordó el viaje de la aerolínea, desde Sacramento hacia la ciudad de San Diego. La azafata se acercó para solicitarle que se colocara el cinturón de seguridad, para el descenso del vuelo, y se colocara el barbijo de forma correcta, cubriendo nariz y mentón, pero la mujer reaccionó con violencia.

COMENTÁ