Horror

Mujer mató a su hija a puñaladas y fingió un secuestro

Sucedió en Italia. Los investigadores del estremecedor crimen aseguran que la mujer la mató porque tenía celos de su ex pareja y su novia, quien tenía una buena relación con la niña.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Una mujer de 20 años llamada Martina Patti mató a puñaladas a su hija de cinco años. La joven madre fue arrestada y acusada de haber asesinado a la menor en Italia luego de que se denunciara su secuestro en Catania, Sicilia. El cuerpo de la nena fue hallado “por indicaciones de la madre” en un campo abandonado a 2 cuadras de su casa. La pequeña había sido apuñalada e introducida en una bolsa de basura.

Luego de un largo interrogatorio en el que los profesionales dejaron en evidencia las “muchas incongruencias” de su relato, Patti confesó el crimen, según el fiscal de Catania, Carmelo Zuccaro. “No recuerdo qué es lo que pasaba por mi mente mientras apuñalaba a mi hija”, sostuvo. La asesinó con un cuchillo de cocina. Además, la autopsia lanzó profundos cortes en el cuello, en la parte superior de la espalda y detrás de una oreja.

 

La madre, quien vive en Mascalucia, hizo una denuncia en la comisaría diciendo que su hija Elena había sido secuestrada mientras viajaba en el auto con ella. Según su testimonio, el secuestro había sucedido en Piano di Tremestieri Etneo, una localidad pequeña donde tres hombres encapuchados armados abrieron la puerta del auto y arrebataron a la menor. “Fui a buscar a mi hija a la guardería. Acabábamos de salir cuando bloquearon nuestro auto. Se llevaron a la niña, ella gritaba pero la subieron a otro coche y se dieron a la fuga”, aseguró.

Además dijo que le pidieron una recompensa que no podía costear. La mujer sostenía que el secuestro tenía que ver con su ex pareja, el papá de la nena, quien tenía un largo historial criminal por tráfico de drogas y robo. El rapto, según los investigadores, era “anómalo” y les llamaba la atención la presunta intervención del crimen organizado. En este sentido, consideran que la joven madre llevó a cabo este “crimen horrendo” por “celos” hacia su ex novio y la nueva pareja del mismo, quien al parecer tenía una buena relación con la menor.

 

Una de las posibles razones que condujeron a Martina Patti a actuar de esta forma podrían ser los celos. No solo de la nueva pareja de su ex novio, sino también del afecto que su hija sentía por esta nueva mujer”, aseguró el jefe de los Carabinieri de Catania, Piercarmine Sica.

La carta del padre de la niña

Después de escuchar al abogado de Martina hablando en televisión acerca de la hipótesis de que fuera sometida a un examen psiquiátrico, el padre de la nena escribió en una carta: “Martina no está loca, lo suyo fue un crimen cruel y premeditado. He oído hablar de locura y de celos morbosos, pero no he oído hablar de malicia y de sadismo”. Además, asguró que quiso hablar para hacer “lo justo para su hija”.

“Los momentos de locura son seguidos por momentos de lucidez”, sostuvo e insistió en que la mujer “¡ni siquiera se ha arrepentido de haber matado a la niña!”. “Metió a Elena en bolsas de basura, la enterró, limpió y limpió, inventó un secuestro como coartada y golpeó su coche para fingir un ataque: ¡¡¡24 horas de mentiras!!! ¡Un asesinato en el que se crea una coartada y se oculta el cuerpo no puede ser un ataque de locura!”, manifestó.

COMENTÁ