Emotivo

“Mi objetivo es la inmortalidad”, tiene 11 años y se recibió de licenciado en física

Un chico de 11 años oriundo de Bélgica se recibió de licenciado en física en la universidad, y tiene como objetivo de vida encontrar la inmortalidad.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Laurent Simons, de apenas 11 años, es un chico que ya se puede autodenominar como licenciado. Y es que el pequeño prodigio se recibió de físico en la Universidad de Amberes (Bélgica), y tiene un objetivo de vida particular: descubrir la inmortalidad.

“Simons ha estado estudiando para obtener su Licenciatura en Física desde marzo de 2020, y ahora se graduó con un 85 por ciento, que es la distinción más alta”, declaró un vocero de la institución a medios locales. Además, la misma fuente explicó que Simons también realizó este año unos cursos paralelos del programa de maestría, y que se está preparando para empezar los estudios de posgrado próximamente.

El pequeño se convirtió en el segundo graduado más joven del mundo después de Michael Kearney, oriundo de los Estados Unidos. Kearney se recibió de antropólogo en la Universidad del Sur de Alabama, Estados Unidos en 1994, con apenas 10 años de edad.

Después de terminar la secundaria a los 8 años, Simons comenzó sus estudios universitarios en la Universidad de Eindhoven, Países Bajos, en el 2019. Sin embargo, las propias autoridades de la institución no permitieron la graduación del pequeño antes de su décimo cumpleaños.

En su momento, Simons había dejado en claro su objetivo de vida: encontrar la manera de vivir para siempre. “La inmortalidad, ese es mi objetivo. Quiero poder reemplazar tantas partes del cuerpo como sea posible con partes mecánicas”, había expresado el pequeño a la BBC. De hecho, el pequeño diagramó un plan para ello, en el que es protagonista la física cuántica y el estudio de las partículas más pequeñas, que según Simons “es la primera pieza del rompecabezas”.

Un cerebro privilegiado

Simons inició los estudios de secundaria en 2016 en Ámsterdam, a los 6 años, y los completó en un tiempo récord de 18 meses. El pequeño belga tiene un coeficiente intelectual de 145, muy superior al rango de entre 90 y 110 asociado con la inteligencia media.

“Dos cosas son importantes en un estudio de este tipo: adquirir conocimientos y aplicarlos. Para lograr el segundo, quiero trabajar con los mejores profesores del mundo, mirar dentro de sus cerebros y descubrir cómo piensan”, agregó Simons.

COMENTÁ