Estados Unidos

Joe Biden celebró la caída de la inflación y así respondió Wall Street

El presidente norteamericano dijo que el aumento de precios “se ha tomado un respiro”, mientras los principales índices bursátiles en Nueva York registran alzas de más del 2%.

Joe Biden celebró la caída de la inflación en el país norteamericano
Joe Biden celebró la caída de la inflación en el país norteamericano
COMPARTÍ ESTA NOTA

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, celebró la caída de la inflación en el país norteamericano, luego de que se conocieran los últimos datos que muestran una baja del 8,5% en julio en gran parte debido a la caída de los precios del gas y la energía. “Se ha tomado un respiro”, afirmó el mandatario.

 

Por otra parte, las acciones abrieron en alza en Wall Street. A las 14.40 (GMT) el S&P 500 subía 1,74%, el Dow Jones 1,54% y el Nasdaq crecía 2,20%.

El Departamento de Trabajo informó de que la inflación estadounidense en julio se redujo al 8,5%, desde el máximo de cuatro décadas del mes anterior, el 9,1%, ya que los precios de la gasolina se redujeron significativamente, lo que podría hacer que la Reserva Federal fuera menos agresiva a la hora de subir los tipos de interés.

Pero todo lo que esté por encima del 8% es “todavía demasiado alto” para la Fed, dijo Tan Boon Heng, del Banco Mizuho. “La lucha contra la inflación está lejos de haber terminado”, dijo Tan antes de que se publicaran los datos sobre la inflación.

Aunque algunos indicios apuntan a que la inflación se relajará en los próximos meses, es probable que siga estando muy por encima del objetivo anual del 2% de la Reserva Federal hasta bien entrado el año que viene y quizá hasta 2024. El presidente Jerome Powell ha dicho que la Fed necesita ver una serie de lecturas mensuales de inflación subyacente en declive antes de considerar una pausa en sus subidas de tipos.

La Reserva Federal ha subido su tipo de interés a corto plazo en sus últimas cuatro reuniones de fijación de tipos, incluyendo una subida de tres cuartos de punto tanto en junio como en julio, las primeras subidas de esa magnitud desde 1994. Los inversores esperan otra subida de 0,75 puntos porcentuales en septiembre, después de que los datos de la semana pasada mostraran que la contratación fue más fuerte de lo previsto.

Los inversores temen que los esfuerzos de la Reserva Federal y otros bancos centrales de Europa y Asia por enfriar la inflación puedan hacer descarrilar el crecimiento económico mundial.

Los funcionarios de la Reserva Federal reconocen que existe el peligro de que la economía estadounidense entre en recesión, pero algunos señalan la fortaleza del mercado laboral como prueba de que puede tolerar más subidas de tipos.

Las familias y las empresas son las que más han notado el alivio en sus facturas de gas y energía. El índice de la gasolina cayó un 7,7% en julio, y el de la energía un 4,6%. Las tarifas aéreas bajaron por segundo mes consecutivo, y los precios de los coches usados también descendieron ligeramente.

Frente a la bajada de los precios de la energía, los alimentos se siguieron encareciendo, el 1,1% en un mes.

(Infobae)

COMENTÁ