Indignante

Horror en un baño público: escuchó a su novia llorando, entró y vio que la estaban violando

Una turista estadounidense fue abusada sexualmente en un baño público de París. Con su llanto logró alertar a su novio y detener a su agresor.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Sucedió en Francia, cuando una turista de 27 años fue a un baño público y resultó abusada sexualmente por un hombre. El novio de la víctima escuchó el llanto y logró intervenir hasta comunicarse con la policía.

El hecho ocurrió cerca de la catedral de Notre Dame y el ayuntamiento de París. La zona es muy popular para los turistas, por lo que suele ser muy transitada e iluminada. El acusado es un hombre de Argelia de 23 años que se encontraba alcoholizado cuando acudieron los oficiales de la policía.

La mujer estaba paseando junto a su novio por las calles de París, el sábado cerca de la 1 de la mañana cuando se detuvo para ir al baño público. Intrigado por el largo tiempo transcurrido desde que su pareja entró a las instalaciones, el turista de Estados Unidos ingresó y pudo distinguir los sollozos. En ese instante, el turista se dio cuenta de lo anormal de la situación e intervino rápidamente la violación. El hombre argeli huyó, pero el novio de la víctima junto a otras mujeres lograron atraparlo.

El diario británico, “The Guardian”, destacó que esas instalaciones se consideran seguras y forman parte de un nuevo proyecto construido seis años atrás cuando la zona turística, cercana al puente Louis-Philippe, se volvió peatonal.

El acusado tenía golpes en el rostro y el cuello cuando la policía logró arrestarlo y acusarlo de violación. El joven africano vive en la zona de Asnières-sur-Seine, en las afueras de París y estaba bajo los efectos del alcohol en el momento del abuso. En un primer interrogatorio, negó la violación y dijo que la mujer había dado su consentimiento.

La víctima estadounidense tuvo que declarar frente a la policía sobre lo ocurrido en el baño publico y luego fue atendida en el hospital Pitie-Salpetrière de París. Apenas pudo recuperarse de la situación, ella y su pareja regresaron a Estados Unidos sin perder el contacto con las autoridades francesas por la causa.

 

COMENTÁ