Salud

Hong Kong sacrificará a 2000 hámsteres para evitar un brote de coronavirus

La decisión se tomó tras detectar el primer contagio de coronavirus de un animal a un ser humano en Hong Kong

Roedores.
Roedores.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Con el objetivo de detener un posible brote de coronavirus, las autoridades de Hong Kong decidieron sacrificar a un total de 200 hámsteres. Es luego de la confirmación del primer contagio de un animal a un humano detectado en este país.

Así lo hizo saber el gobierno local este lunes, luego de que el domingo una empleada de una tienda de mascotas de Causeway Bay diera positivo de la variante Delta. Luego de una serie de testeos se detectó que varios de los hámsteres del local también dieron positivo.

Se trata de ejemplares que habían sido importados de Holanda, de los cuales varios estaban contagiados. A pesar de que no lograron rastrear el origen de la infección, plantearon que las pruebas señalarían a estos animales como los vectores de contagio, ya que tanto la paciente como los roedores tienen el mismo genoma del virus.

“Hay posibilidad de que el contagio se haya producido a partir de hámsters importados desde los Países Bajos, que también tienen ese genoma”, señalaron.

Es en este marco que se ordenó el cese de la venta de hámsteres en Hong Kong, además del sacrificio de un total de 2000 roedores, entre los que se incluyen hámsteres y chinchillas.

En paralelo a esto se dispuso la cuarentena obligatoria de todas las personas que compraron hámsteres después del 7 de enero. Estas mascotas serán testeadas y, si dan positivo, deberán quedar aisladas también.

La noticia se da a conocer un día después de que en Beijing las autoridades tomaran la drástica decisión de aislar a los empleados de un edificio comercial dentro de sus puestos de trabajo por ser contactos estrechos de la primera mujer en dar positivo para la variante Ómicron en esta ciudad china.

Los oficiales pusieron en cuarentena a la mujer y acercaron sábanas y almohadas a los trabajadores para que queden aislados allí.

COMENTÁ