Especial

Estados Unidos no admitirá el ingreso de extranjeros vacunados con Sputnik V

El Gobierno de Joe Biden confirmó que solo admitirá el ingreso de extranjeros que tengan las vacunas aprobadas por la Organización Mundial de la Salud.

Joe Biden.
Joe Biden.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El Gobierno de Estados Unidos confirmó que solo admitirá el ingreso de extranjeros que tengan las vacunas aprobadas por la Organización Mundial de la Salud entre las cuales, por ahora, no figuran los vacunados con Sputnik V, una de las más aplicadas en la Argentina.

La noticia fue dada a conocer por Roger Dow, CEO de U.S. Travel Association, durante la convención de turismo iPW en Las Vegas. "Todas las vacunas aprobadas por la OMS serán aceptadas, no solo las tres vacunas estadounidenses, sin importar en qué país haya sido la vacunación", afirmó Dow.

Es el mismo problema al que se enfrentan las personas vacunadas con Sputnik V que quieren viajar a Europa, donde para entrar solo se aceptan las vacunas aprobadas por la OMS o la Agencia Europea de Medicamentos.

 

Qué pasa con la Sputnik V: por qué Estados Unidos no acepta su ingreso

Están en avanzado estado de aprobación por la OMS Gamaleya-Sputnik V, Bharat Biotech y una versión light de Sinopharm. En Estados Unidos, por su parte, solo han recibido aprobación las vacunas desarrolladas localmente, por laboratorios estadounidenses. Es decir, las de Pfizer-BioNTech, Johnson & Johnson-Janssen y Moderna.

 

Pfizer, eficaz en niños

Pfizer informó que su vacuna contra el COVID-19 es eficaz para los niños de entre cinco y 11 años. La empresa se basa sobre los resultados de un estudio que se llevó a cabo aplicando dosis más bajas que las que se destinan para los adultos. Las mismas, indica el laboratorio, generaron una fuerte respuesta inmunológica y no produjeron efectos secundarios.

 

 

El laboratorio agregó en su informe que pronto solicitará la autorización de su vacuna en los Estados Unidos. La vacuna fabricada por Pfizer y su socio alemán BioNTech ya está disponible para los mayores de 12 años. Los niños han vuelto al colegio en los Estados Unidos en momentos que la variante más contagiosa Delta está causando un gran aumento de las infecciones pediátricas.

Muchos padres aguardan en aquel país la posibilidad de vacunar a los más chicos justo en este momento. Hasta el momento, muchos países occidentales no han vacunado a niños menores de 12 años, a la espera de que se demuestre cuál es la dosis adecuada y si funciona con seguridad en los más pequeños.

La semana pasada Cuba empezó a vacunar a niños de hasta dos años con sus vacunas. En tanto que las autoridades chinas autorizaron dos de sus marcas hasta los tres años. Ahora parece el turno de los Estados Unidos y, según anunciaron las autoridades, el proceso ya está encaminado.

Estados Unidos planea comprar cientos de millones de dosis más de la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer Inc. para donarlas en todo el mundo.

La compra será anunciada a principios de esta semana para coincidir con la reunión de la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York, dijeron las fuentes bajo condición de anonimato.

El presidente Joe Biden ha subrayado la importancia de una campaña de vacunación mundial como forma de derrotar al virus y Estados Unidos ha planeado una cumbre virtual sobre COVID-19 al margen de la reunión de la Asamblea General.

Estados Unidos está presionando a los líderes mundiales para que respalden sus objetivos de acabar con la pandemia de COVID-19, entre los que se incluye garantizar que el 70% de la población mundial esté vacunada el 2022.

EEUU no admite a vacunados con Sputnik V.

Lista de vacunas para uso de emergencia de la OMS y que sirven para ingresar a EE.UU.:

*Pfizer/BioNtech - aprobada para uso de emergencia por la OMS el 31 de diciembre de 2020

*AstraZeneca (de AstraZeneca/Oxford) - aprobada para uso de emergencia el 16 de febrero de 2021

*Janssen (de Johnson & Johnson) - aprobada el 12 de marzo de 2021

*Moderna - aprobada el 30 de abril de 2021

Sinopharm - 7 de mayo de 2021

*Sinovac-Coronavac - 1 de junio de 2021

 

¿Cuáles no están en la lista?

Estas son algunas de las que se conoce que se están trabajando pero aún no han sido aprobadas por la OMS:

 

Sputnik V-La vacuna de fabricación rusa tiene un 91,6% de efectividad para prevenir el COVID-19, según un análisis de febrero de este año.

Sputnik V utiliza dos vectores diferentes que se basan en adenovirus humanos en inyecciones separadas. Investigadores del Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología de Gamaleya en Rusia escriben que usar un vector de adenovirus diferente para el refuerzo puede crear una respuesta inmune más poderosa que usar el mismo vector por segunda vez, al minimizar el riesgo de resistencia del sistema inmunológico.

 

Novavax-Esta es de fabricación estadounidense, y según datos de la fase 3 de un estudio en EE.UU. y México, tiene una efectividad del 90,4%. A Novavax le falta aplicar para uso de emergencia ante la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA). Aún no se aplica en ningún país.

 

Abdalá y Soberana-Las vacunas cubanas ya se aplican ampliamente en la isla, que ha empezado incluso a vacunar a niños de tan solo dos años. Cuba dice que buscará aprobación de la OMS.

 

 

La OMS suspendió el proceso de aprobación de la vacuna Sputnik V

La Organización Panamericana de la Salud (OPS), Oficina regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS), anunció esta semana en conferencia de prensa los motivos por los cuales el proceso se encuentra estancado.

“El proceso para (la inclusión) a la lista de uso de emergencia (EUL) de Sputnik V se suspendió porque mientras inspeccionaban una de las plantas donde se fabrica la vacuna, hallaron que no se encontraba sujeta a las mejores prácticas de fabricación”, señaló Jarbas Barbosa, subdirector de la Organización Panamericana de la Salud.

Barbosa recordó que los fabricantes de vacunas deben cumplir con tres aspectos necesarios para ser aprobadas: las mejores prácticas de fabricación, la seguridad y los efectos.

“Los fabricantes (de Sputnik V) deben hacer los arreglos y cambios necesarios y estar listos para una nueva inspección”, afirmó el funcionario de Salud. “La OMS está en espera de que la fábrica envíe nueva información de que la planta ya se encuentra apta para recibir el EUL”.

 

Fallas previas

La OMS informó en junio que encontró problemas con la integridad de datos y resultados en pruebas microbiológicas y ambientales durante las actividades de fabricación y control de calidad de la vacuna rusa.

En un informe de inspección preliminar sobre la planta ubicada en la ciudad rusa de Ufa, comunicaron que se encontraron con preocupaciones por:

La trazabilidad e identificación de los lotes de vacunas, las líneas de llenado, la garantía de esterilidad, la validación de la filtración estéril y los riesgos de contaminación cruzada.

En el documento, la OMS apuntó que se inició comunicación con el fabricante correspondiente, el solicitante y la con la autoridad reguladora nacional respectiva para investigar y abordar rápidamente las conclusiones preliminares.

 

La primera

Sputnik V fue la primera vacuna contra el COVID-19 registrada para su uso en el mundo, sin embargo, ha sido objeto de diversas controversias.

Desde que el Ministerio de Salud de Rusia anunció su registro el 11 de agosto de 2020, parte de la comunidad científica internacional ha cuestionado su eficacia, sobre todo ante el hecho de aún no se iniciaban los ensayos clínicos de fase III, cuando el presidente Vladimir Putin dio a conocer su lanzamiento.

La vacuna ha arrojado una eficacia del 91.6 por ciento para prevenir la infección sintomática por COVID-19 y 100 por ciento de efectividad para prevenir infecciones graves. Sputnik V ya ha sido aprobada en 67 países, y algunas naciones como Corea del Sur, Argentina e India ya la están fabricando.

 

¿Estrategias para impedir su entrada?

Los retrasos en el proceso han sido vistos en Moscú como una estrategia para impedir la entrada de la vacuna rusa, al menos en el mercado europeo, por motivos tanto políticos como comerciales.

“Estamos convencidos de que cuando se trata de la salud y la vida de seres humanos, no puede caber la política. Espero que nuestros socios de la Unión Europea lo tomen en cuenta”, declaró en agosto el ministro de Asunto Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, quien ha acusado un aumento de la “retórica agresiva” contra la Sputnik V.

Para el virólogo ruso Gueorgui Vikúlov, director del Centro de Información de Enfermedades Víricas, para conseguir la aprobación de la Sputnik V por la Agencia Europea del Medicamento, Rusia debe alcanzar la inmunidad de rebaño.

El presidente ruso, Vladimir Putin, declaró en marzo que para finales de septiembre el 70% de la población rusa podría estar vacunada. Sin embargo, la campaña de vacunación ha avanzado con lentitud debido a la resistencia de sus habitantes y esta meta fue abandonada.

De acuerdo con los últimos datos, Rusia ha administrado 88.276.039 dosis de vacunas contra el COVID-19, lo que se traduce en un 27,9% de la población con esquema completo.

COMENTÁ