Insólito

El joven brasileño que se convirtió en el "satán humano"

El propio Michel ha explicado que su nuevo aspecto le ha traído más admiradores que detractores, y que es tan solo una cuestión de prejuicios.

Foto: Instagram.
Foto: Instagram.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El "satán humano", así conocen en San Pablo a Michel Faro, un tatuador brasileño de 44 años, se propuso a los 19 convertirse en el diablo en la tierra, y tras 25 años de operaciones estéticas, lo ha conseguido.

Para conseguir este aspecto demoniaco ha llegado a ponerse cuernos, amputarse un dedo o partido la lengua en dos.

 

Su esposa, Carol Prado, es conocida como la "mujer demonio", y trabajan juntos en su propio estudio de tatuajes en Sao Paulo. La pareja se ha sometido juntos a todo tipo de operaciones durante los últimos cinco años.

El propio Michel ha explicado que su nuevo aspecto le ha traído más admiradores que detractores, y que es tan solo una cuestión de prejuicios.

COMENTÁ